Guía sobre bullying o acoso escolar para menores

Hablamos de Acoso Escolar o Bullying cuando un/a compañero/a o varios/as tienen hacia ti conductas negativas. Estas conductas pueden ser insultos, chantajes, amenazas, difundir rumores sobre ti, ignorarte, robarte cosas o agredirte físicamente. Además, este tipo de actuaciones no ocurren de forma puntual, sino que son frecuentes y se alargan en el tiempo.
El Acoso Escolar puede ocurrir dentro del propio centro escolar (recreos, cambios de clase, aula, pasillos, baños…) y también fuera del colegio o instituto (en la entrada, de camino a casa, en la ruta…). Existe también la posibilidad de que este tipo de acoso se produzca a través de medios telemáticos (a través de tu móvil mandándote mensajes amenazantes o insultantes, o a través de las Redes Sociales.
Es importante que sepas que en el Acoso Escolar o Bullying hay distintos tipos de protagonistas: el/la chico/a que sufre el acoso, los/las agresores/as y los/las espectadores/as. Cada uno de ellos tiene un papel muy importante a la hora de evitar o frenar el acoso escolar.

Si eres víctima de Acoso Escolar debes tener muy claro que:

NADIE TIENE DERECHO A:
fl
 Pegarte, insultarte, humillarte, ignorarte, amenazarte, aislarte, difundir rumores sobre ti
fl
 Hacerte sentir culpable de lo que te ocurre. Cuéntalo y pide ayuda (tutor, profesores, padres…), defiende tus derechos sin violencia

Si eres agresor en una situación de Acoso Escolar, debes saber que:

NO TIENES DERECHO A:
fl
 Pegar, insultar, humillar, ignorar, amenazar, aislar, difundir rumores…
fl
 Hacer daño a los/as demás. Pregúntate por qué necesitas hacer daño para sentirte bien. Tal vez quieras ser líder y crees que sometiendo a los demás, lo conseguirás. Sin embargo, si los demás se relacionan contigo por miedo, nunca tendrás relaciones sanas, sino basadas en intereses
fl
 Continuar intimidando a los/as demás sin plantearte cómo se sienten. Quizás lo que ocurre es que tú también has sufrido violencia y has aprendido a relacionarte así, o intentas evitar que te ataquen primero o tal vez por rechazo a lo que es diferente
En cualquier caso, debes pensar que necesitas ayuda para aprender a relacionarte de forma positiva con los demás y contigo mismo. Párate a pensar, ponte en su lugar, no hagas lo que no te gustaría que te hiciesen

Si eres espectador en una situación de Acoso Escolar,

ES IMPORTANTE QUE:
fl
 Sepas ponerte en la piel de ese compañero/a que está siendo acosado, mañana puede sucederte a ti y no te gustaría que te dejaran solo
fl
 Seas SOLIDARIO, que no es lo mismo que ser CHIVATO. Se trata de evitar una situación injusta. Si no lo haces, apoyas que el agresor se sienta más fuerte, más temido y siga haciendo daño a otros/as compañeros/as

Si estás sufriendo una situación de Bullying, hay pasos que tienes que dar para parar esta situación:

fl
 Tienes que saber que los centros escolares están obligados a parar situaciones de acoso entre sus alumnos/as porque cuentan con los recursos necesarios para ello
fl
 Habla con tu tutor/a y con el/la psicólogo/a orientador/a del centro escolar al que acudes para que te ayuden, apoyen en intervengan para parar la situación
fl
 Tus padres tienen que saber por lo que estás pasando. Ellos son los encargados de velar por tu bienestar y protección. Además, tienen que acudir a hablar con el/la directora/a de tu centro escolar para exigir que paren la situación que te está haciendo tanto daño

Si tienes alguna duda sobre este tema, quieres ampliar información o nos quieres contar lo que te está ocurriendo, puedes comunicarte con nosotros a través de nuestro servicio de Email ANAR, accediendo al mismo a través de nuestra página web (www.anar.org), rellenando el Cuestionario del Menor o bien, llamando a nuestro Teléfono ANAR de Ayuda a Niños y Adolescentes en Riesgo (900 20 20 10), que es gratuito, confidencial y funciona 24 horas, todos los días de la semana. Estos servicios, Email ANAR y Teléfono ANAR, están atendidos por un equipo de profesionales (psicólogos, trabajadores sociales y abogados).