fbpx

Guía sobre bullying o acoso escolar para padres

Hablamos de Acoso Escolar o Bullying cuando un/a compañero/a tiene con otro/a una relación de poder basada en el miedo y no está respetando sus derechos básicos. Se producen entonces situaciones, acciones y conductas en las que uno o más alumnos/as insultan, difaman, amenazan, chantajean, difunden rumores, pegan, roban, rompen cosas, ignoran o aíslan a otros/as de manera sistemática o prolongada en el tiempo.
Estas situaciones se pueden dar dentro del propio centro escolar (recreos, cambios de clase, aula, pasillos, baños…) y/o fuera del mismo (en la entrada o salida, de camino a casa o en la ruta). También pueden ocurrir que este acoso se de a través de medios telemáticos (correo electrónico, mensajes a través del móvil o Redes Sociales).
Los implicados en estas situaciones son los AGRESORES, las VÍCTIMAS y los ESPECTADORES y cada uno de ellos desempeña un papel muy importante a la hora de provocar y/o mantener una situación de Bullying. Sin embargo, vamos a abordar el papel de los/as agresores/as y las víctimas porque son los más importantes en cuanto a implicaciones en estas circunstancias.
Es importante tener en cuenta que las consecuencias de este tipo de situaciones producen en las víctimas sentimientos de indefensión, sumisión e inferioridad.

¿Cómo nos damos cuenta de que estamos ante una situación de Bullying?

Para la VÍCTIMA:
fl Está más triste y vulnerable
fl
 Falta a menudo a clase
fl Se relaciona menos con los compañeros
fl
 Puede presentar marcas, rasguños
fl
 A menudo le desaparecen sus cosas
fl
 Hay cambios de actitud y de conducta (más introvertido, menos participativo, baja el rendimiento, etc.)

Para el AGRESOR:

fl
 Con frecuencia forma parte de peleas, disputas y enfrentamientos
fl
 A menudo no controla sus impulsos y reacciones
fl
 Se muestra más agresivo
fl
 Justifica sus reacciones violentas y no valora la gravedad de sus actos

¿Qué puede hacer un/a padre/madre para proteger a su hijo del Acoso Escolar?

fl Fomentar en la familia un clima de COMUNICACIÓN y CONFIANZA
fl
 Ayudarle para que no se fomente la LEY DEL SILENCIO
fl
 Fomentar la Empatía
fl
 Fomentar la Autoestima
fl
 Educar en la tolerancia y a valorar lo “diferente”
fl
 Fomentar el Autocontrol
fl
 Enseñarles a tolerar la frustración y aceptarla como parte de la vida
fl
 Fomentar el respeto, tanto hacia compañeros como hacia profesores
fl
 Enseñarles a hacerse responsables de sus actos y pensar en las consecuencias de lo que hacen
fl
 Fomentar que sean solidarios y a diferenciarlo de ser “chivato”

¿Qué debe hacer un/a padre/madre cuando sabe que su hijo/a está siendo víctima de Acoso Escolar?

fl
 Si os dais cuenta que vuestro/a hijo/a está viviendo una situación de Acoso Escolar, es importante reforzar el hecho de haberlo contado
fl
 Informar al Centro: Tutor- Departamento de Orientación-Jefatura de Estudios- Dirección- AMPA
fl
 Tener una actitud conciliadora y de colaboración con el centro, al mismo tiempo que se tiene que pedir la participación activa para parar la situación de acoso
fl
 Los centros escolares están obligados a parar situaciones de acoso entre sus alumnos/as porque disponen de los recursos necesarios para hacerlo
fl
 Si tras todos estos pasos con el centro escolar, la situación continúa, dirigíos a la Inspección Educativa
fl
 Ante lesiones físicas, acudid al médico para que éste redacte el correspondiente parte de lesiones que podréis adjuntar en caso de denuncia
fl
 Si se toma la decisión de denunciar la situación, hay que tener en cuenta que se tiene edad penal con 14 años o más. Por debajo de esta edad, a un menor no se le pide responsabilidad ante la justicia aunque cometa actos delictivos
fl
 Valorar siempre la necesidad de proporcionar a la víctima Ayuda Psicológica

Si tienes alguna duda sobre este tema o quieres realizar alguna consulta al respecto, puedes contactar con nosotros a través de nuestro servicio de Email ANAR, accediendo al mismo a través de nuestra página web (www.anar.org), rellenando el Cuestionario del Adulto o bien llamando a nuestros Teléfonos ANAR del Adulto y la Familia (91 726 01 01 ó 600 50 51 52), que son confidenciales y funcionan 24 horas, todos los días de la semana. Estos servicios, Email ANAR y Teléfono ANAR, están atendidos por un equipo de profesionales (psicólogos, trabajadores sociales y abogados).