fbpx

ANAR participa en la Jornada del Parlamento Europeo dedicado a personas desaparecidas

Parlamento

Eurodiputados españoles, en rueda de prensa, han reivindicado la implicación de los Estados miembros para apoyar el 116000, número armonizado de la Unión Europea para Casos de Niños Desaparecidos

 “Un protocolo europeo sobre desaparecidos” es el nombre de la Jornada que se ha celebrado en el Parlamento Europeo en la que ha participado Leticia Mata, directora del Teléfono ANAR, y en la que además han intervenido europarlamentarios, familiares de personas desaparecidas y asociaciones especializadas en esta problemática.

Esta Jornada se ha celebrado coincidiendo con el segundo aniversario de la desaparición de Hodei Eguiluz, el joven vasco que fue visto por última vez en Amberes el  19 de octubre de 2013 después de sufrir un atraco.

Durante la Jornada se han realizado diversos actos para recordar a Hodei Eguiluz y entre otros, se ha llevado a cabo una concentración silenciosa delante de la sede del Parlamento Europeo en Bruselas.

Posteriormente, diversos especialistas y familiares de desaparecidos han analizado los principales problemas que se plantean ante una desaparición, el papel de las asociaciones y los medios de comunicación en la búsqueda de los desaparecidos y la importancia de la coordinación institucional y policial para resolver estos casos.

En el transcurso de la misma, un grupo de eurodiputados españoles ha ofrecido una  rueda de prensa en la que han reivindicado la implicación de los Estados miembros para apoyar el 116000, número armonizado de la Unión Europea para Casos de Niños Desaparecidos

116000, teléfono para menores de edad desaparecidos

La Fundación ANAR gestiona en España el 116000, número armonizado de interés social de la Unión Europea reservado para Casos de Niños Desaparecidos. El servicio 116000 es gratuito, confidencial, está disponible las 24 horas del día todos los días del año, opera en todo el territorio nacional, tiene servicio de tele traducción y está atendido por psicólogos, abogados y trabajadores sociales.

Sus principales funciones son ayudar a la denuncia de un menor desaparecido y facilitar la conexión inmediata con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, prestar apoyo psicológico y emocional a las familias de los menores desaparecidos, ofrecer asesoramiento jurídico e información de carácter social a las familias de los menores desaparecidos, prestar apoyo y colaboración en las investigaciones policiales, y promover la cooperación europea para la búsqueda de menores desaparecidos,  a través de los otros servicios 116000 europeos.

Actualmente son una treintena los países miembros de la Unión Europea en los que el servicio se encuentra activo: Austria, Grecia, Polonia, Bélgica, Croacia, Portugal, Bulgaria, Hungría, Rumanía, Chipre, Irlanda, Eslovaquia, R. Checa, Italia, Eslovenia, Alemania, Letonia, España, Dinamarca, Malta, Reino Unido, Estonia, Luxemburgo, Francia y Países Bajos, entre otros.