fbpx

ANAR reclama que la Ley impida que un padre agresor condenado por violencia de género tenga contacto con sus hijos/as

“En el Teléfono ANAR escuchamos con frecuencia cómo los jueces y juezas establecen, o no suspenden, régimen de visitas con los padres condenados por Violencia de Género, por lo que estos siguen ejerciendo violencia sobre la madre través de sus hijos/as, llegando al caso extremo de asesinarlos”, explica la directora jurídica del Teléfono ANAR, Sonsoles Bartolomé.

Esto es posible porque la ley actual, que establece múltiples mecanismos de protección de los hijos/as víctimas de la Violencia de Género, deja en manos de la valoración del juez o jueza su aplicación.

Para FUNDACION ANAR, cuando un juez o jueza acuerda que es necesario una medida cautelar de protección a la mujer víctima de Violencia de Género, esta protección se debería extender también a los hijos/as.

De la misma forma, cuando el juez o jueza dicta sentencia condenatoria por Violencia de Género, se debe proteger a los hijos/as que también son víctimas de esa violencia, suspendiendo, de forma automática, todo régimen de visitas, comunicaciones o estancias con el agresor condenado hasta el cumplimiento íntegro de la condena, momento en el que se volverá a hacer una nueva evaluación.

El hecho de que la protección de los hijos/as de una mujer reconocida como víctima de Violencia de Género, sea automática y no dependa de la valoración del juez o jueza, es una petición que ANAR lleva haciendo desde hace años y ha sido presentada como aportación al Proyecto de Ley Integral de Protección contra la Violencia a la Infancia y la Adolescencia. Desde ANAR volvemos a pedir que sea recogido e incorporado en el texto definitivo de la Ley, que ahora se tramita en el Congreso.

Documento

Nota de prensa

¡FIRMA PARA LOGRARLO!

Desde Fundación ANAR pedimos al Gobierno y las Administraciones Públicas que la Ley Integral contra la Violencia a la Infancia y la Adolescencia proteja a los menores de edad frente a todo tipo de violencia, incluida la que sufren por ser hijos/as de víctimas de Violencia de Género. ¡Ayúdanos a lograrlo!: firma haciendo clic aquí.