fbpx

Consejos ANAR para hacer regalos navideños

Se acercan las fechas navideñas y con ellas la preocupación de acertar con el juguete adecuado y hacer felices a los más pequeños.  A continuación encontrareis algunos consejos.

Los niños/as no necesitan todos los juguetes que piden, por tanto no hay que satisfacer inmediatamente todos sus deseos. Es conveniente ayudarles a  reflexionar sobre lo que realmente quieren y qué es lo que desde la publicidad se ofrece.

Si escuchamos qué le ha motivado a demandar cada uno de los juguetes descubriremos que a veces detrás de un pedido no está el interés por el juguete en concreto, sino tener lo mismo que el resto de compañeros para no sentirse excluido.

Es necesario darles tiempo para pensar. Esto les ayuda también a mejorar su autocontrol sobre los impulsos de “lo quiero todo, y ahora”. Hacerles conscientes de que no pueden conseguir todo lo que desean les ayudará a desarrollar la capacidad de frustrarse y facilitará  las relaciones con sus iguales.

 

Cada etapa evolutiva tiene sus propios intereses y conviene consultar antes de comprar en qué momento vital se encuentra nuestro hijo y qué curiosidad necesita satisfacer en este momento.

 

Hay que consultar el material con el que se han fabricado, si contiene piezas pequeñas o no, si dispone de todos los elementos que vienen anunciados, etc.

 

Hay que mirar el etiquetado y comprobar que cumpla todas las normas de seguridad. Las imprescindibles son:

Otro código que es importante conocer es el Código Pegi que versa sobre la clasificación por edades, la promoción y publicidad de productos interactivos. Refleja el compromiso de proporcionar información a los consumidores de una manera responsable.

 

Lo que más satisface a un niño es jugar con sus iguales. Es importante que el juguete facilite un juego común, que pueda ser manipulable y se pueda compartir, que no se rompa fácilmente y pueda ser sometido a la curiosidad que necesita el niño.

No olvides educar en solidaridad. Estas son fechas muy especiales que nos pueden ayudar a educar en valores, respeto por las diferencias, empatía, generosidad…

 

Antes de comprar un juguete debemos encontrar la respuesta a esta pregunta. Si me interesa que además de jugar aprenda, elegiremos juguetes educativos; si necesitamos que fomente la paciencia puede ser adecuado un rompecabezas;  si queremos que desarrolle la creatividad, juguetes de manualidades…

Recuerda que favorecer la creatividad, inventando juegos y actividades de ocio que no supongan coste económico es muy importante.  Ayudarás a fomentar la imaginación de tus hijos y potenciarás su capacidad para crear.

 

Algunos juguetes pueden ser sexistas,  fomentar la agresividad etcétera. Pero recuerda que ningún juguete por sí mismo es determinante en el uso que le vaya a dar el niño. Una buena compañía siempre permite al niño dar una correcta utilización al juguete.

Estereotipos niño-niña. A veces nos obsesionamos con que un juguete es adecuado para niños y otros para niñas, pero eso es una construcción conceptual de los adultos. Los niños disfrutan indistintamente, así es que si tu hijo te pide algo que pareciera no ir relacionado con su género, no se lo niegues. Elegir en igualdad es prevenir la violencia de género.

 

De todos es conocido este anuncio, que no pasa desapercibido por la realidad que representa. A veces nos obsesionamos con regalos caros olvidándonos de que el interés de los niños no es el valor del juguete, sino las oportunidades que éste ofrezca de manipular, crear, fantasear, compartir…

 

A nuestros hijos les encanta poder compartir la ilusión, el entusiasmo y el descubrimiento del nuevo juguete en compañía. Guarda algún momento del día para compartirlo con tu hijo y no sustituyas la falta de tiempo que a veces les dedicamos debido al trabajo con regalos o satisfacciones de caprichos.

La Navidad es un tiempo para disfrutar de la familia, de los amigos, para estar  juntos. Piensa en actividades que se puedan compartir con los hijos que no tengan coste y hazles ver la satisfacción que también a los padres nos produce este tipo de actividad.

Las actividades alternativas al consumo como el deporte, el contacto con la naturaleza, las reuniones familiares y amigos/as o actividades que conllevan un consumo cultural como cuenta-cuentos, talleres, cine, son las preferidas por los más pequeños.

Hablar sobre el consumo con nuestros hijos es importante. Reflexionar sobre lo que cuesta conseguir el dinero para comprar cosas, relacionar el consumo responsable con el respeto al medio ambiente, diferenciar entre el ser y el tener para promover todo lo que tiene que ver con su personalidad y con su identidad personal…

Dejarles clara nuestra postura para permitirles que tomen sus propias decisiones con un criterio racional.

¡Y RECUERDA, UNA CLAVE QUE NUNCA FALLA! Lo importante es planificar las compras y saber qué quieres adquirir y tener claro el porqué antes de entrar en el establecimiento

 

PÍDENOS AYUDA SI LA NECESITAS

Ayúdanos a que tu hijo/a conozca el Teléfono ANAR de Ayuda a Niños y Adolescentes 900 20 20 10. Está atendido por psicólogos, apoyados por trabajadores sociales y abogados. Atendemos las 24 horas, todos los días del año. Es una línea segura: anónima, confidencial y gratuita.

 

Tú como adulto, también puedes encontrar asesoramiento psicológico, social y jurídico en el Teléfono ANAR del Adulto y la Familia 600 50 51 52.