fbpx

Fundación ANAR y David Lafuente contra el acoso escolar

La Fundación ANAR y David Lafuente, ex miembro de Auryn, se han unido para luchar contra el acoso escolar, una problemática que afecta a muchos niños/as y adolescentes en España.

El cantante ha reconocido que “el bullying es como un monstruo que te va arañando. Si no se lo cuentas a nadie corres el riesgo de quedarte solo con tu propio miedo”.

Lafuente afirma que gracias a la música y al apoyo de su familia logró superar esta situación que sufrió durante muchos años en silencio, y ahora a través de su tema “Duele” quiere animar a niños/as y adolescentes que sufran acoso escolar a que pidan ayuda.

La experiencia de David ha quedado reflejada en este tema que hasta ahora solo ha tocado en concierto y cuyo lanzamiento oficial será en septiembre en el marco de la presentación de la campaña #YaNoDuele conjuntamente con Fundación ANAR.

Fundación ANAR ante el acoso escolar

Según el último estudio elaborado por la Fundación ANAR con el apoyo de Fundación Mutua Madrileña, en el 2017 el Teléfono ANAR atendió más de 36.000 llamadas relacionadas con el acoso escolar y, más en concreto, 590 casos contrastados y gestionados.

Fundación ANAR atiende, a través de sus Líneas de Ayuda, tanto a los menores de edad como a su entorno (familia o profesores) que puedan necesitar orientación sobre cómo actuar.

Junto con el Teléfono ANAR (900 20 20 10) y el Teléfono de la Familia y los Centros Escolares (600 50 51 52), la Fundación también recibe llamadas sobre esta problemática a través del ‘Teléfono contra el acoso escolar del ministerio de educación (900 018 018)’ que la Fundación gestiona desde agosto del año pasado.

Además de los estudios anuales sobre estas situaciones y la atención a través de las Líneas de Ayuda, Fundación ANAR realiza acciones de formación y prevención en colegios entre las que destaca el programa ‘Buen trato’, una iniciativa con una metodología pionera e innovadora reconocida por la UNESCO.

Vídeo: David Lafuente explica su experiencia con el acoso escolar