fbpx

Fundación ANAR recuerda que los menores de edad migrantes solos están amparados por la convención de derechos del niño

Fundación ANAR lanza una campaña para dar a conocer el número 116 000 entre niños/as y adolescentes migrantes solos

• El 73,30% de las de las denuncias activas por desapariciones son de menores de edad nacionalidad extranjera

Chico extranjero, entre trece y diecisiete años, y fugado de un centro de acogida. Este es el perfil de la mayoría de los casos de menores de edad desaparecidos en nuestro país y que representan el mayor número de alertas activas, según datos presentados esta semana por el Ministerio del Interior.

Fundación ANAR (que gestiona el número armonizado de la Unión Europea para menores desaparecidos 116 000) va a centrar en los niños/as y adolescentes migrantes que están solos (los llamados técnicamente ‘Menores Migrantes No Acompañados’) sus acciones con motivo del Día de las Personas Desaparecidas que se conmemora el 9 de marzo. El 73,30% de las de las denuncias activas por desapariciones son de menores de edad nacionalidad extranjera.

 

El principal objetivo de Fundación ANAR es visibilizar la situación de desamparo en la que se encuentran estos menores de edad y contribuir a que éstos conozcan el número 116 000 donde recibirán apoyo y asesoramiento.

“Nadie se preocupa por los menores de edad que están solos. Cuando desaparecen o se fugan de un centro de acogida, solo se mantiene la obligación legal de su tutela durante seis meses y, a partir de ese momento pasan a ser los niños de nadie, quedando, en muchas ocasiones, en manos de mafias para su explotación. Desde Fundación ANAR queremos que se conozca la situación de vulnerabilidad en la que se encuentran, que se corrija y, al mismo tiempo, ofrecerles la ayuda que pueden recibir a través del Teléfono ANAR 116000 para Casos de Niños Desaparecidos”, explica Benjamín Ballesteros, director de programas de Fundación ANAR.

Con este motivo, Fundación ANAR va a poner en marcha una campaña de difusión, con carteles destinados a los centros de acogida y materiales en redes sociales, para dar a conocer este número y el servicio que presta. También va a mantener encuentros con asociaciones de migrantes, además de la coordinación permanente con el Centro Nacional de Desaparecidos para la puesta en marcha de futuras acciones conjuntas.

 

Junto con esta campaña de difusión, Fundación ANAR también quiere impulsar que estos menores de edad sigan protegidos por la Administración hasta que se encuentre su paradero.

Precisamente, reforzar el compromiso de los gobiernos fue una de las conclusiones del Congreso ‘Lost In migration’ que la semana pasada se celebró en Malta con la participación de la Fundación ANAR.

“Se estiman que más de 30.000 menores extranjeros no acompañados desaparecieron entre 2014 y 2017 al llegar a Europa. Muchos de estos menores, al llegar a un país miembro de la Unión Europea, no confían en las instituciones de protección, en las autoridades que lo reciben e, incluso, en el personal de las ONGs que les atienden. No reciben el apoyo psicológico necesario, asistencia legal adecuada. Tienen miedo a ser deportados. Por este motivo, prefieren abandonar el centro de protección en el que son acogidos y, el 20% de ellos lo hace en las primeras 24 horas desde su incorporación al centro”, explica Leticia Mata, miembro del Patronato de Fundación ANAR.

“Son hechos constatados por fuentes oficiales que estos menores son muy susceptibles de ser captados por redes de tráfico y explotación y que estas redes existen en Europa y captan a estos menores convirtiéndolos en víctimas de abuso o explotación sexual, explotación laboral, u obligados a realizar actividades delictivas como la mendicidad, el tráfico de drogas y delitos contra la propiedad. No se sabe con exactitud cuántos de esos más 30.000 han podido ser víctimas de estas redes, pero sí muchos”, concluye.

El drama de los menores migrantes solos en España

Según el Informe “Personas Desaparecidas. España. Año 2019”, elaborado por el Ministerio del Interior y presentado este lunes, de las 12.330 denuncias activas, 9.737 (un 79%) corresponden a menores de edad.

De ellas, 773 son de nacionalidad española y el resto niños/as y adolescentes extranjeros desaparecidos. El grupo de edad de 13 a 17 años representan la cifra más elevada de las desapariciones que permanecen activas. En cuanto al país de origen, estos menores proceden principalmente de Marruecos, con 5.9504 casos, seguido, a mucha distancia, del resto: Guinea (795), España (773), Argelia (686), Malí (441), Costa de Marfil (285), Gambia (88), Camerún (83), Senegal (72), Rumania (63), Nigeria (19), desconocido (78), otros (404).