fbpx

Fundación ANAR refuerza su Chat de Ayuda a Niños/as y Adolescentes durante el confinamiento y alerta de la gravedad de los casos detectados

 

 

En un momento en que nos estamos protegiendo del coronavirus y nos encontramos en un entorno seguro, desde Fundación ANAR se advierte que muchos niños/as y adolescentes están sufriendo más violencia y desprotección que nunca.

Atención a menores durante la emergencia por coronavirus

La Fundación ANAR consciente de que los niños/as y adolescentes podían tener dificultades para llamar desde casa se han volcado en ampliar el horario y atención del Chat ANAR abriendo todos los días de 10 a 24hs. Se trata de un recurso atendido por psicólogas/os que trabajan en equipo con abogadas/os y trabajadores sociales para dar la mejor ayuda posible en estos momentos de crisis.

En tan solo una semana (del 23 al 30 de marzo) el equipo de profesionales de Fundación ANAR ha atendido 270 peticiones de ayuda de Chat y correos electrónicos procedentes de todo el territorio nacional, a través de los cuales han sido capaces de detectar 173 casos graves en los que los menores de edad estaban sufriendo algún problema dentro de su propia casa.

De los datos destaca que, sorprendentemente, en un entorno supuestamente seguro se produce más violencia que nunca: de cada 5 casos atendidos 2 fueron por violencia.

Así, la violencia física dentro del seno familiar supone el porcentaje mayor, con el 12,7% de los casos, seguido de los malos tratos psicológicos (un 6,9%) que, además, destacan por su gravedad como ocurre en los casos de abuso sexual (3,5%) en los que las menores no pueden escapar de sus agresores.  Llama la atención el 2,9% de casos de menores que están en situación de abandono o con cuidados negligentes en estos días en los que, por el contrario, deberían estar más atendidos que nunca.

También se observa que la violencia extrafamiliar continúa, sobre todo, la ejercida a través de Internet como el ciberbullying, con un 2,9% de casos en los que los/as adolescentes lo sufren en las redes sociales a las que pertenecen.

Pero, según señalan los responsables de la Fundación ANAR “la violencia no termina ahí, durante estos días estamos viendo con asombro el caso insólito de las agresiones extrafamiliares producidas por los vecinos (1,7%) hacia los menores de edad que justifican su violencia por el mal comportamiento de los más pequeños”.

Además, ANAR resalta el importante número de casos de niños/as y adolescentes que durante estos días consultan por problemas psicológicos (un 27,7%) producidos por la tensión derivada del encierro y el miedo. De ellos, destacan por su gravedad y por el aumento proporcional en estos días, de la ideación e intentos de suicidio y también las autolesiones. Un gran número de adolescentes consultaron por ansiedad, miedo, tristeza, baja autoestima.

Muchos adolescentes sufren el encierro con auténtica desesperación por no poder escapar de sus graves problemas y gracias al chat ANAR están encontrando una solución, pero necesitamos abrir más puestos y por eso hemos hecho una llamada a la acción. No podemos fallarles necesitamos ayuda”, declara Benjamín Ballesteros, Director de Programas de ANAR.

Por último, Fundación ANAR destaca el 1,7% de casos de problemas sociales derivados por la situación económica que están atravesando las familias. El encierro para ellos está siendo especialmente cruel por que supone no tener acceso a las ayudas/becas de comedor o el tener que afrontar el pago del alquiler sin tener capacidad para generar ingresos.

 

Ahora más que nunca, no podemos fallarles.