fbpx

Guía sobre las nuevas tecnologías para profesionales

Los profesionales que trabajáis con menores (profesores, profesionales de la medicina, monitores de tiempo libre…), también trabajáis con padres. Es muy común que cuando los padres tienen dificultades de comunicación con sus hijos/as, recurran a vosotros en busca de consejo.
Especialmente importante y actual es el tema de las Nuevas Tecnologías y el uso que los/as chicos hacen de ellas. Es posible que tratéis con padres desesperados ante situaciones que se les plantean y que no saben cómo manejar con sus hijos/as. Por ello, es importante que desde el papel de educador que os corresponde, hagáis prevención y ayudéis a estos padres a ejercer bien su labor tratando de quitarles la culpabilidad y dándoles información fiable que les guíe en su labor. Igualmente, es importante que informéis a los/as adolescentes sobre los distintos riesgos que pueden correr al utilizar las Nuevas Tecnologías.

Los distintos riesgos que existen en las Nuevas Tecnologías y que los padres e hijos/as deben conocer son:

fl
 SEXTING: Se trata de la difusión o publicación de contenidos de tipo sexual producidos por el/la propio/a remitente, que es el/la protagonista del contenido.
fl
 GROOMING: Esta situación se da cuando un adulto contacta con un menor tratando de controlarle emocionalmente con la finalidad de satisfacerse sexualmente.
fl
 CIBERACOSO: Es la  intimidación psicológica hacia un menor a través de medios telemáticos (móvil, ordenador, trablet…). Puede ocurrir también entre menores y que sean los/as propios/as compañeros/as del centro escolar quienes lo hacen.

Con el fin de prevenir situaciones como las descritas, debéis transmitir a los padres que tienen que seguir una serie de recomendaciones:

fl
 Es especialmente importante que los padres no deleguen en el centro escolar todo el peso de la educación de sus hijos/as. Lo ideal y beneficioso es trabajar conjuntamente, padres, profesores y educadores, en la misma línea para favorecer la evolución positiva de los/as hijos/as.
fl
 Es bueno que los padres estén al tanto de la evolución de las Nuevas Tecnologías y de las distintas posibilidades de comunicación a través de la Red que van apareciendo porque así les será más fácil reaccionar ante cualquier problema que se les presente a sus hijos/as.
fl
 Los padres deben servir como ejemplo de aquello que quieren transmitir en sus hijos/as. No sirve decirle a un/a chico/a que no es bueno para él/ella pasar tantas horas delante del ordenador cuando el padre suele aislarse en su habitación a chatear con sus amistades.
fl
 Es necesario que los padres transmitan a sus hijos valores como los beneficios de la comunicación personalizada, la práctica saludable del deporte o compartir actividades con amigos/as. Eso les reducirá mucho el tiempo que decidan pasar ante el ordenador o utilizar el móvil para comunicarse.
fl
 Es importante que los padres conozcan los riesgos a los que pueden estar expuestos sus hijos/as en la Red y que tienen la posibilidad de recurrir a la justicia cuando les ocurra a sus hijos/as.
fl
 El diálogo comprensivo y la comunicación afectiva son los pilares fundamentales en los que debe basarse la convivencia familiar. De esta manera se evitan peligros y el miedo de los/as hijos/as a contar problemas que pueden estar viviendo por temor a la reacción de sus padres.
fl
 Los padres deben transmitir, no sólo con palabras, que sus hijos/as son lo más importante para ellos y que ante cualquier problema, aunque puedan llegar a pasar una fase de enfado al principio, siempre les van a apoyar, proteger y ayudar. No pasa nada por mostrarse vulnerables ante los/as hijos/as. No por ello van a perder su autoridad. Más bien al contrario. Les van a mostrar su faceta humana y que tienen miedo a que algo malo pueda sucederles.
fl
 Siempre que sea posible, desde los centros escolares debe fomentarse la formación a padres y alumnos/as sobre las Nuevas Tecnologías, su uso y sus riesgos. La prevención siempre es la mejor arma contra las posibles dificultades que puedan surgir.

Si en algún momento os surgen dudas sobre estas cuestiones u otras relacionadas con estos temas que os han llegado a plantear, podéis comunicaros con nosotros a través de nuestro servicio de Email ANAR o de los Teléfonos ANAR del Adulto y la Familia (91 726 01 01 ó 600 50 51 52), que son confidenciales y funcionan 24 horas, todos los días de la semana.