Campaña de divulgación del Teléfono ANAR de Niños Desaparecidos 116000

La Fundación ANAR ha puesto en marcha una campaña de divulgación del Teléfono ANAR para Niños Desaparecidos 116000 por medio de mupis  ubicados en estaciones de tren de toda España, así como  en los principales aeropuertos españoles.

La realización de esta campaña, cuyo objetivo es ampliar el conocimiento sobre este número al que hay que recurrir en caso de la desaparición de un menor de edad, ha sido posible gracias al apoyo de los Ministerios de Interior y Fomento; la colaboración desinteresada de ADIF y AENA; así como de COMFERSA, empresa que gestiona los espacios y soportes publicitarios de ADIF y Renfe Operadora; y CEMUSA y FUENTES TABARES, gestores publicitarios de AENA.

El objetivo de esta acción es familiarizar a la ciudadanía española y a los viajeros que llegan y se trasladan por nuestro país con el 116000, número armonizado de interés social de la Unión Europea que utilizan en red 25 países y que está reservado para casos de niños desaparecidos.

El 116000 es gratuito, confidencial, está disponible las 24 horas todos los días del año, opera en todo el territorio nacional, tiene servicio de tele traducción y está atendido por profesionales: psicólogos, abogados y trabajadores sociales.

El Teléfono ANAR para Niños Desaparecidos ayuda a la denuncia, facilita  la conexión con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, presta apoyo psicológico a las familias de los desaparecidos,  ofrece asesoramiento jurídico e información de carácter social, colabora en las investigaciones policiales y promueve la cooperación europea para la búsqueda en red  con los otros 25 países que dan servicio a través de este número.

Los países en los que el servicio se encuentra activo son: Austria, Grecia, Polonia, Bélgica, Croacia, Portugal, Bulgaria, Hungría, Rumanía, Chipre, Irlanda, Eslovaquia, R. Checa, Italia, Eslovenia, Alemania, Letonia, España, Dinamarca, Malta, Reino Unido, Estonia, Luxemburgo, Francia y Países Bajos.

Un menor de edad desaparecido puede ser un niño o adolescente en situación de fuga, un menor de edad inmigrante no acompañado, un hijo/hija objeto de un secuestro parental, un niño perdido o un menor de edad víctima de un secuestro criminal.

.

Share