fbpx

La Fundación ANAR se suma a la Semana de la Mediación familiar promovida por Missing Children Europe

La Fundación ANAR se ha sumado a la Semana Internacional de Mediación que tiene como objetivo promover la importancia de la mediación familiar en los casos de sustracción parental. La mediación sigue siendo una solución que no se utiliza suficientemente en Europa, aunque los datos de Missing Children Europe revela que los niños quieren que sus padres encuentren soluciones en este tipo de conflictos y creen que la mediación puede ser útil. Hoy, los niños de toda Europa les piden a sus padres que trabajen para llegar a acuerdos cuando sus padres se separan, a través de una campaña de Snapchat.

En Europa, los secuestros parentales de niños representan ¼ de los casos de niños desaparecidos denunciados en las líneas europeas de niños desaparecidos.

Ir al juzgado parece ser la solución más obvia para resolver conflictos familiares, pero esta experiencia puede ser muy traumática no solo para los padres, que a menudo terminan en una batalla de custodia legal durante años, sino también para los niños, que están atrapados en medio del conflicto. En cambio, la mediación familiar internacional ha demostrado ser un procedimiento más eficiente y menos conflictivo. En la mediación, un profesional capacitado se relaciona directamente con los padres para encontrar una solución que refleje la situación familiar específica, es aceptable para ambas partes y coloca las necesidades y el bienestar de los niños en el centro del proceso.

La mediación es voluntaria y confidencial. Como resultado, los acuerdos de mediación tienden a funcionar más a largo plazo porque ambos padres lo encuentran como una solución justa. También es más tiempo y rentable que los litigios judiciales.

¿Qué es la mediación y cómo funciona?