Notas de prensa

ANAR trató en 2021 a 4.542 menores de edad por ideación suicida, autolesiones o intento de suicidio

28 abril 2022
Notas de prensa
ANAR trató en 2021 a 4.542 menores de edad por ideación suicida, autolesiones o intento de suicidio

Los problemas de salud mental en menores de edad se disparan un 54,6% en 2021 y la violencia contra la infancia y la adolescencia crece un 36,8% .

  • Durante el año 2021 la Fundación ANAR atendió 251.118 peticiones de ayuda de toda España y 16.442 casos graves
  • 16.442 menores de edad han recibido atención y seguimiento de sus casos
  • Los problemas psicológicos representan ya el 32,5% de las peticiones de ayuda de niños, niñas y adolescentes en 2021.
  • Trastornos de alimentación, duelo, adicciones, depresión, baja autoestima o ansiedad son otras causas de consulta relacionadas con la salud mental que sufren un importante aumento.
  • La violencia sigue siendo el principal motivo de consulta al Teléfono/Chat ANAR, y ha sufrido un incremento del 36,8% de 2020 (6.259 casos graves de violencia atendidos) a 2021 (8.565 casos graves).
  • La repercusión del La mayor difusión mediática sobre abusos sexuales ha favorecido que salgan más casos a la luz, pasando de 717 en 2020 a 1.297 en 2021 (+80,9%).

Madrid, 28 de abril de 2022.- Fundación ANAR, entidad sin ánimo de lucro fundada en 1970 que se dedica a la promoción y defensa de de los derechos de los niños, niñas y adolescentes en situación de riesgo a través de sus Líneas de Ayuda y Hogares de Acogida, ha presentado hoy su Informe Anual Teléfono/Chat ANAR 2021. Un estudio realizado por su Centro de Estudios e Investigación que recoge y analiza en profundidad las problemáticas que afectan a los menores de edad atendidos a través del Teléfono y el Chat ANAR. 

A lo largo de 2021 la Fundación ANAR atendió 251.118 peticiones de ayuda, cifra que supone un incremento del 50,9% con respecto al año anterior.  

Un año más, la violencia sigue siendo el principal motivo de consulta al Teléfono/Chat ANAR, pasando de atender 6.259 casos graves de violencia en el año 2020 a 8.565 casos graves en el año 2021 (+36,8%). 

No obstante, a raíz de la pandemia provocada por el covid-19 (que ha acentuado la soledad o los problemas de comunicación), Fundación ANAR viene notando un alarmante repunte de los problemas de salud mental de los más jóvenes, que representaron este pasado año el 32,5% de las peticiones totales de niños, niñas y adolescentes y han supuesto un incremento del 54,6% respecto a 2020. 

Ideaciones suicidas

La suma de consultas por ideas suicidas, intentos de suicidio y autolesiones representó la cifra de 7.770 peticiones de ayuda, lo que significa que se han multiplicado por 18,8 en la última década. Gracias a la intervención de ANAR ha podido salvarse la vida a 4.542 niños, niñas y adolescentes

Junto al suicidio, que ha experimentado el crecimiento más preocupante dada la gravedad de sus consecuencias, las autolesiones se han multiplicado por 56 en los últimos 13 años (con una tasa de crecimiento de +5.514%), pasando de 57 casos atendidos a través de las Líneas de Ayuda en 2009 a 3.200 en 2021.

Por su parte, los trastornos de alimentación crecieron un 154,7% en 2021, el duelo un 138,9%, los síntomas depresivos/tristeza un 31,5%, las adicciones un 41%, la la baja autoestima un 27,9% y la ansiedad un 25,6%. 

Otro factor llamativo del Informe Anual Teléfono/Chat ANAR 2021 es que en el 52,2% de los casos, los menores de edad estaban viviendo en el seno de familias que presentan graves problemas de salud mental.

Sobre las posibles causas del aumento de problemas psicológicos, Benjamín Ballesteros, director de programas de la Fundación ANAR y psicólogo, apunta: “La soledad acompañada producida por las nuevas formas de comunicación y las tecnologías, la falta de referentes emocionales, los problemas de comunicación, la mayor exposición a la violencia a través de la tecnología y otros problemas graves como el coronavirus o la invasión de Ucrania en la actualidad generan problemas psicológicos, sociales y económicos que aumentan la frustración, la desmotivación, la incertidumbre, el malestar y, en ocasiones, desesperanza”.

Crecen los abusos sexuales y la violencia contra menores de edad

Respecto a la violencia contra los menores de edad, principal motivo de llamada a las Líneas de Ayuda ANAR, no sólo es preocupante el aumento de casos (8.565) sino también la gravedad, urgencia, duración y frecuencia de los mismos. Todos estos parámetros han empeorado de forma significativa, a la vez que se ha incrementado un 36,8% el número de menores de edad atendidos por esta causa.

Las víctimas de violencia de género menores de edad ayudadas en la Fundación ANAR han experimentado en el último año un incremento del 49,5%, afectando a 3.440 adolescentes. Cabe destacar al respecto que el 43,6% de ellas no eran conscientes de estar sufriéndola. 

En cuanto a los casos de abusos sexuales, la Fundación ANAR ha pasado de atender 717 casos en 2020 a 1.297 casos en 2021, lo que supone un incremento del 80,9%.

En opinión de Díana Díaz, directora de las Líneas de Ayuda ANAR, “junto a la mayor presencia en medios, el estudio publicado el pasado mes de febrero de 2021 por la Fundación ANAR sobre abusos sexuales y el posterior #MovimientoANAR puesto en marcha en redes contra los abusos sexuales a menores de edad han tenido una gran repercusión en la sociedad”.


Testimonios

“Llevo unas semanas sin ganas de nada, y no puedo ir al instituto por la ansiedad. Tampoco quiero hacer actividades. Solo tengo ganas de morirme”. 

Adolescente de 14 años*

“No me parece justo que mi hermano tenga que pasar lo mismo que yo. A veces prefiero que mis padres me peguen a que me insulten. Creo que es más doloroso… A mi hermano el otro día le llenaron de patadas y golpes en la boca. Como a mí”. 

Adolescente de 13 años por su hermano de 10 años*

“Estoy escondida en el sótano de casa de mi amiga. No puedo más. Él me ha dicho que soy suya. Me agarró por las piernas para que no me pudiera escapar y me dijo que soy suya y me puede tocar como él desee…”.

Adolescente de 14 años*.

*Todos los testimonios ANAR son reales y, cumpliendo con la Ley de Protección de Datos Personales, han sido previamente anonimizados.