¿Qué edad es la apropiada para usar el móvil?

Consejos

¿Qué edad es la apropiada para usar el móvil?

22 diciembre 2021
Consejos
¿Qué edad es la apropiada para usar el móvil?

¿Qué edad es la apropiada para usar el móvil?  

En relación a las noticias sobre la prohibición en Francia del uso de móviles para menores de 15 años en los colegios, la Fundación ANAR quiere lanzar unos consejos sobre el uso de estos dispositivos en los adolescentes con el fin de ayudar a los padres y madres a transmitirles la información necesaria para un uso útil y evitar situaciones de riesgo.

  • Valora vuestras circunstancias familiares y la madurez de vuestro hijo/a

Aunque el uso del teléfono móvil en edades tempranas no es lo más aconsejable por las razones que después vamos a describir, es muy importante tener en cuenta que hay circunstancias familiares (padres que no pueden ver lo suficiente a sus hijos, circunstancias laborales, viajes…) que pueden justificar el uso de un teléfono móvil para comunicarnos con ellos. Siempre hay que tener en cuenta la madurez del menor y que existe la posibilidad de entregarles un teléfono móvil con voz pero sin acceso a datos. Puede que no sea la opción que más guste a vuestros hijo/as, sin embargo sabemos que  no siempre lo que ellos piden es lo que más les conviene.

  • Establece unas normas y límites de uso para evitar que afecte a su rendimiento escolar

El uso excesivo del móvil puede afectar el rendimiento escolar. Los adolescentes que forman parte de grupos en redes sociales o en WhatsApp, pueden tener dificultades para limitar su uso. Es por ello que si están realizando cualquier tarea académica y tienen el móvil delante, reciben estímulos constantemente que dificultan la concentración. Es muy importante establecer una limitación de horario y un uso responsable con control parental.

  • Enséñale a separase de su teléfono móvil porque podría ser perjudicial para su desarrollo

El abuso del teléfono móvil puede ser perjudicial no solo a nivel psicológico para nuestros hijos/as. Aunque las investigaciones aún no son concluyentes, la OMS alerta sobre la posibilidad de que la exposición prolongada y diaria a la radiación electromagnética de alta frecuencia que emiten los móviles, puede interferir en el desarrollo de estructuras cerebrales y que este daño puede ser aún mayor durante la adolescencia[1]. Por otro lado, algunos estudios apuntan a que la luz del teléfono móvil, cuando éste se mira en la oscuridad, puede producir  ceguera parcial,[2] agresividad e interferir en el sueño[3].

  • Si observa los síntomas de una posible adicción al móvil pida ayuda a un profesional

El Teléfono ANAR detecta casos graves en los que los jóvenes padecen adicción al móvil, Internet y las redes sociales. Si detectas que tu hijo/a se siente incapaz de desprenderse de su teléfono, controlar su uso y afecta a sus responsabilidades, podríamos estar ante una adicción al móvil[4].

El momento ideal para establecer las limitaciones de horario/días de uso… es cuando se entrega el teléfono móvil. Si no se establecen límites en su uso desde el principio, puede ser difícil que posteriormente acepte limitaciones. Una buena idea es firmar un contrato en el que acuerdes con tu hijo/a las condiciones de uso. Puedes descargar nuestro «Contrato ANAR para el buen uso del móvil»

  • Fomenta la interacción presencial de tu hijo/a con sus iguales

Usar el móvil a edades tempranas puede ser peligroso para su desarrollo social porque puede propiciar el aislamiento. Los jóvenes necesitan relacionarse con sus iguales pero si sólo lo hacen a través de las nuevas tecnologías, se pierden la interacción personal. En un momento esencial para el desarrollo social, esta posibilidad podría llevar a un empobrecimiento de sus relaciones de amistad y a una disminución en el disfrute del contacto “cara a cara” tan necesario para su desarrollo.

  • Procura posponer el momento de entregarle un teléfono móvil para prevenir el ciberbullying

Según el estudio realizado por la Fundación ANAR y la Fundación Mutua Madrileña[5], las víctimas de Ciberbullying (acoso escolar a través de las nuevas tecnologías) tienen mayor propensión para sufrirlo a través del teléfono móvil (WhatsApp) entre los 12 y los 14 años. A partir de esa edad disminuyen las probabilidades de sufrir este grave problema.

  • Háblale de los peligros de acceder a la redes

La pre-adolescencia y adolescencia son momentos esenciales para la socialización del ser humano. Ellos sienten en estas etapas que el reconocimiento, la aprobación  y la popularidad entre sus iguales son fundamentales y por eso desean tener un gran número de seguidores.  Unido a la escasa percepción de riesgos, estas razones les llevan a admitir a personas desconocidas en sus redes sociales.

Además de éstos contactos, entre los peligros más destacados están: el acceso a contenidos inapropiados, difusión de imágenes comprometidas, facilitar datos personales y el ciberacoso (violencia de género, sexting, grooming…)

  • Utiliza aplicaciones de control parental

Cuando vuestros/as hijos/as empiezan a usar el móvil, pueden acceder a información no siempre adecuada para su edad o contactar con personas que puedan hacerles daño. Por ello, además de hablar con ellos/as sobre estos peligros, es importante que sepáis que existen aplicaciones de control parental muy recomendables para protegerles.

  • Dale ejemplo

Si transmites a tus hijos/as la necesidad de un uso responsable del móvil, es importante que tú también lo hagas así. Es esencial darles ejemplo del uso adecuado del teléfono móvil y así darle coherencia al mensaje que les estás transmitiendo.

  • Si necesitas ayuda, llámanos

Si queréis consultarnos sobre este tema o cualquier otro relacionado con vuestros/as hijos/as, no dudéis en poneros en contacto con la Fundación ANAR a través de sus líneas de ayuda: Teléfono ANAR del Adulto y la Familia (600 50 51 52) ó del Email ANAR, entrando en nuestra página web (www.anar.org). En cualquiera de ellas, un equipo de psicólogos, trabajadores sociales y abogados, resolverán vuestras dudas y os orientarán.

Consejos a los padres y madres para la prevención del abuso sexual en sus hijos/as

Consejos

Consejos a los padres y madres para la prevención del abuso sexual en sus hijos/as

22 diciembre 2021
Consejos
Consejos a los padres y madres para la prevención del abuso sexual en sus hijos/as

10 consejos a los padres y madres para la prevención del abuso sexual en sus hijos/as

El abuso sexual es una situación traumática que sufren muchos menores. Una situación de este tipo, produce dolor y angustia. Sin embargo, para poder proteger a vuestros hijos/as, es necesario que vosotros y ellos/as sepáis que existe el abuso sexual. En este sentido, tenéis que saber que la mayoría de los abusos a menores los cometen personas cercanas al entorno del niño/a. Son personas conocidas que tienen fácil acceso a ellos. El silencio que rodea esta experiencia es lo que permite que la situación se siga manteniendo.

Tras las recientes y alarmantes noticias sobre abusos sexuales en menores de las que se han hecho eco los medios de comunicación, la Fundación ANAR quiere ofrecer a los padres y las madres unos consejos para prevenir desde la familia el abuso sexual:

  • La comunicación familiar es la mejor forma de prevención

Es importante que cada día habléis con vuestros hijos/as, les preguntéis y les observéis. Mostrad una actitud cercana y de escucha, creando un clima de confianza. Preguntadles por su día a día, compañías, ocio, profesores/as… Contad también vuestros problemas y mostradles que siempre se puede buscar una solución. De esta manera, si vuestro hijo/a tiene cualquier problema, acudirá a vosotros. Ellos/as tienen que saber que pueden acudir a vosotros pase lo que pase.

  • Existen factores de protección contra el abuso sexual

Algunos factores de protección contra situaciones de este tipo son:

–       Que los dos progenitores (padre y madre) sean partícipes del cuidado del niño desde el momento de su nacimiento.

–       Enséñales a identificar sus partes íntimas y a nombrarlas correctamente, os recomendamos que veáis el vídeo de La Regla de Kiko del Consejos de Europa.

  • Es necesario que les enseñéis a decir “no” y que hay zonas de su cuerpo que solo pueden tocar ellos

Cuando los niños/as son pequeños, es necesario que aprendan a diferenciar una situación agradable de otra que no lo es. Así mismo, a distinguir situaciones positivas de contacto de aquellas que son “raras” o les hacen sentir mal. Las zonas íntimas de su cuerpo pertenecen a la parcela de su intimidad y nadie debe tocarlas. Si alguien quiere hacerlo, tiene que negarse y contarlo al adulto más cercano en quien confíe. De la misma manera, nadie puede obligarle a tocar a otra persona o a presenciar escenas que le hagan sentir violento. Si eso ocurre, os lo tiene que contar.

  • Es importante que les enseñéis a distinguir entre secretos buenos y malos

El abuso sexual suele estar rodeado de secretismo y culpabilidad. Cuando una persona adulta quiere abusar sexualmente de un menor y no quiere que le descubran, utiliza al niño/a diciéndole que es un secreto entre ambos y que si lo cuenta, algo malo le pasará a él o a su familia. Por ello, es muy importante enseñar, sobre todo a los pequeños, a distinguir entre “secretos buenos” (una sorpresa para un regalo)  y “secretos malos” (cuando sientes que no estás bien callándote). Además, es necesario que les remarquéis que ante este tipo de actuaciones, el único culpable es la persona que está obligándole a hacer algo que no quiere hacer.

  • Enseñadles los riesgos que existen a través de las nuevas tecnologías

El Sexting, el Grooming y otras formas de ciberacoso son algunos de ellos. Los/as adolescentes manejan de forma constante el mundo de las nuevas tecnologías sin saber que existen conductas que les pueden poner en riesgo. En este sentido, es muy importante que les alertéis sobre la falsa identidad que pueden tener algunas personas que contacten con ellos/as porque pueden querer aprovecharse y tener intenciones que nada tienen que ver con lo que ellos/as tienen en mente. Por esto, es necesario que no den datos personales suyos, no difundan imágenes propias a través de la red, ni queden personalmente con nadie para conocerse. Además, deben saber que difundir imágenes de contenido sexual de otras personas, es un delito.

  • No pongáis en duda el testimonio de vuestro hijo/a cuando os dice que ha sufrido abuso sexual

Cuando un niño pequeño habla de abuso sexual no pongáis en duda porque algo le está pasando. Para él/ella supone un gran esfuerzo hacerlo porque se siente mal. Reforzadle lo valiente que está siendo al hablar sobre lo que le ha ocurrido y hacedle saber que vosotros, sus padres, vais a hacer cuanto esté en vuestra mano para protegerle/a.

Por otro lado, en niños muy pequeños, una conducta que debe hacernos sospechar, son los juegos sexualizados. Ante la duda, consultad al Teléfono ANAR

  • La exploración de este tipo de problemas debe hacerse siempre por un profesional en la materia

Mantened una actitud de serenidad ante vuestro hijos/a y tened cuidado con las preguntas que le hacéis sobre la situación que ha vivido. A pesar de la angustia, la rabia, el miedo y cuantas emociones negativas os genere, escuchar que vuestro hijo/a ha sido víctima de abuso sexual, tratad de no agobiarlo con preguntas porque puede bloquearse, retractarse y no querer contar más. El acogimiento que vosotros le deis y la angustia que mostréis, será lo que determine el significado y la emoción que le de vuestro hijo/a al acontecimiento. Por ello, es importante que sean los profesionales competentes quienes indaguen cómo han ocurrido los hechos.

  • No culpabilicéis ni juzguéis a vuestro hijo/a cuando os esté contando lo que le ha ocurrido

Si vuestro hijo/a os está contando que ha sido víctima de un abuso sexual, no le culpabilicéis por ello. En ocasiones, los sentimientos desagradables que podéis sentir al saber lo que ha ocurrido, pueden haceros culpar a vuestro hijo/a o decirle lo que debería haber hecho. Pensad que ha pasado por una situación, en la que, dependiendo de la edad, se ha podido sentir partícipe sin tener conocimiento o incluso viviendo algo desagradable y traumático. Por ese motivo, lo que ahora necesita es sentir que vosotros le entendéis, apoyáis y protegéis. La única persona culpable en un abuso sexual, es quien lo comete.

  • El abuso sexual también puede cometerlo otro menor

Solemos pensar que cuando se da una circunstancia de abuso sexual, es de un adulto hacia un menor. Sin embargo, hay veces que un menor se vale de su situación de poder (mayor edad, conocimiento de cómo es el niño/a…) para aprovecharse de él/ella sexualmente. En estos casos, si el menor agresor tiene 14 años o más, tiene edad penal y ante una denuncia, deberá responder ante la justicia. Si es menor de esa edad, serán los padres quiénes tengan que responder ante lo que su hijo ha hecho y ante la denuncia, intervendrán los organismos competentes en materia de menores.

PÍDENOS AYUDA SI LA NECESITAS

Ayúdanos a que tu hijo/a conozca el Teléfono ANAR de Ayuda a Niños y Adolescentes 900 20 20 10. Está atendido por psicólogos, apoyados por trabajadores sociales y abogados. Atendemos las 24 horas, todos los días del año. Es una línea segura: anónima, confidencial y gratuita.

Tú como adulto, también puedes encontrar asesoramiento psicológico, social y jurídico en el Teléfono ANAR del Adulto y la Familia 600 50 51 52.

Consejos para evitar el castigo físico

Consejos

Consejos para evitar el castigo físico

22 diciembre 2021
Consejos
Consejos para evitar el castigo físico

10 consejos a los padres y las madres para evitar el castigo y físico con sus hijos/as

Tras las últimas noticias sobre los distintos tipos de castigo físico que, en ocasiones, utilizan los padres y madres con sus hijos/as, y de las que se han hecho eco los medios de comunicación, la Fundación ANAR quiere explicar por qué recurrir a este tipo de castigo en la educación de los hijos/as, puede traer consecuencias negativas en su evolución y aportar alternativas saludables y positivas.

  • Dedicad tiempo a estar con vuestros hijos/as

El tiempo que paséis con vuestros hijos/as hablando con ellos o compartiendo sus juegos, es un regalo para todos y es importante hacerlo desde edades tempranas. Invitadles a que os hablen de su día a día y hacedlo también vosotros adaptando el lenguaje a su edad. De esta manera les estaréis enseñando que es normal tener problemas y la forma de buscar soluciones, además de construir una convivencia positiva.

  • Poneos de acuerdo entre vosotros, padres, en las normas, límites y consecuencias que vais a establecer con vuestros hijos/as

Para que ellos crezcan y evolucionen positivamente, necesitan saber que en su familia hay unas normas que cumplir, unos límites que respetar y unas consecuencias (nunca maltrato físico ni psicológico) en caso de no hacerlo. Y es importante que os mostréis unidos y firmes en esas decisiones y en el cumplimiento de las consecuencias para que ellos no puedan manipular la situación.

  • Adaptad las normas y límites a la edad de vuestros hijos/as

Sobre todo en la adolescencia, es importante que impliquéis a vuestros hijos/as en la elección de las normas y límites que se van a establecer y así será más fácil que las cumplan. No obstante, es importante que les dejéis claro que, como padres, tenéis la obligación de protegerles y buscar su bienestar.

  •  Escuchad a vuestros hijos/as

Si vuestro hijo/a ha quebrantado alguna norma o se ha saltado algún límite, antes de aplicar las consecuencias a ese comportamiento, escuchad sus razones. Tal vez sea necesario que tengáis que sancionarle después de su explicación, pero se sentirá escuchado y atendido emocionalmente.

  • Usar el castigo físico como método para educar es perjudicial en todos los niveles de desarrollo

Además, puede generar a largo plazo dificultades en las relaciones con los demás y alteraciones en la salud mental. Hay alternativas que no dañarán la integridad de vuestros hijos/as como, por ejemplo, la retirada de privilegios.

  • Sed coherentes en la aplicación de consecuencias con vuestros hijos/as

Las consecuencias que apliquéis al incumplimiento de las normas deben ser proporcionadas al hecho que se ha producido y ajustadas en el tiempo para que hagan el efecto deseado, el aprendizaje.

  • Sois ejemplo para vuestros hijos/as

Si sois violentos con ellos a la hora de educarles, les estáis enseñando un modelo agresivo de resolver conflictos que les traerá muchas dificultades en su vida adulta, ya que pueden reproducirlo. Si, por el contrario, os mostráis firmes pero cercanos en vuestra forma de educarles, les estáis transmitiendo que pueden contar con vosotros y no necesitarán buscar fuera de casa el afecto que necesitan para crecer y evolucionar positivamente.

  • Antes de actuar por impulso, paraos a pensar

Es necesario saber identificar las señales que os avisan que os estáis alterando. En ese momento, es importante aplazar la conversación con vuestro hijo/a a otro momento en que podáis hablar de lo ocurrido con tranquilidad. Recordad que vuestros hijos/as, igual que vosotros, no son perfectos y pueden cometer errores. De esta manera estáis enseñándoles que el comportamiento de las personas no debe estar manejado por impulsos y emociones negativas.

  • Llevar una vida sana, favorece la salud emocional

Consumir cualquier tipo de droga, incluso las aceptadas socialmente (alcohol y tabaco), o no descansar lo suficiente, puede hacer que estemos más sobrecargados de tensiones. En un alto porcentaje de los casos de maltrato, el alcohol está presente. Si os alimentáis adecuadamente, descansáis lo suficiente y descargáis tensiones a través de la actividad física, estaréis más tranquilos y relajados en vuestra convivencia familiar.

  • Si tenéis dificultades para establecer una buena comunicación y convivencia con vuestros hijos/as, buscad ayuda profesional

Es posible que las circunstancias y vivencias que hayáis tenido a lo largo de vuestra vida, influyan en la manera de establecer relaciones y os dificulten la convivencia familiar. Si esto es así, buscar ayuda profesional os ayudará no sólo a vosotros sino que vuestros hijos/as también se beneficiarán de ello.

PÍDENOS AYUDA SI LA NECESITAS

Puedes hacerlo a través de nuestras líneas de ayuda: Teléfono ANAR del Adulto y la Familia (600 50 51 52) o Email ANAR, entrando en nuestra página web (www.anar.org). En cualquiera de ellas, un equipo de psicólogos apoyados por trabajadores sociales y abogados, resolverán vuestras dudas los 365 días del año, las 24 horas del día.

Ayúdanos a que tu hijo/a conozca el Teléfono ANAR de Ayuda a Niños y Adolescentes 900 20 20 10. Está atendido por psicólogos, apoyados por trabajadores sociales y abogados. Atendemos las 24 horas, todos los días del año. Es una línea segura: anónima, confidencial y gratuita.

Decálogo ANAR sobre cómo actuar si un menor de edad está en situación de riesgo

Consejos

Decálogo ANAR sobre cómo actuar si un menor de edad está en situación de riesgo

22 diciembre 2021
Consejos
Decálogo ANAR sobre cómo actuar si un menor de edad está en situación de riesgo

La Fundación ANAR tras 25 años de escucha y más de 5 millones de llamadas atendidas a través de sus Líneas de Ayuda (para menores de edad, sus familiares, y adultos de su entorno), es testigo diariamente de situaciones de alto riesgo en las que viven los niños y las niñas en su día a día, especialmente aquellos que por su temprana edad (de 0-9 años), no pueden pedir ayuda directamente.

La  Fundación ANAR por medio de este decálogo, quiere explicar de forma clara a la ciudadanía cómo puede actuar rápidamente para salvar la vida de un niño/a.

1. Si sospechas, llámanos

Si conoces o sospechas de alguna situación en la que un menor de edad puede estar en desamparo, riesgo o emergencia, tu colaboración es fundamental. Llama al Teléfono ANAR o escribe al Chat ANAR.

2. No tengas miedo a contarlo

El Chat y el Teléfono ANAR son totalmente anónimos y confidenciales y están atendidos por un equipo de profesionales (orientadores psicólogos, apoyados por abogados y trabajadores sociales) especializados en infancia.

3. No esperes

Las primeras horas pueden ser decisivas para salvar la vida de un niño/a o evitar la exposición a una nueva situación de maltrato.

4. Recaba información

Es necesario que puedas recoger toda aquella información que nos permita identificar el riesgo real en el que se encuentra el menor de edad y, llegado el caso, poder trasladarlo a los organismos competentes y que actúen cuanto antes.

5. Recuerda que cada caso es único

Describe lo mejor que puedas la situación que padece el menor de edad. Esta información es determinante para identificar la emergencia y el riesgo concreto.

6. En caso de peligro inminente

Si observas que la integridad física del menor de edad está en peligro inminente, llama de forma urgente a las Fuerzas y Cuerpos de SeguridadPolicías Autonómicas o al 112.

7. Si el menor de edad está contigo y a salvo pide ayuda inmediatamente

Sé consciente del peligro en el que se encuentra y no le expongas a regresar con su agresor.

8. Obligación legal de actuar

Ten en cuenta que todo adulto conocedor de una situación de riesgo a un menor de edad está obligado por ley a dar traslado a las autoridades competentes, además de prestar auxilio inmediato.

9. Si el menor de edad está en la calle

Consigue que permanezca en un lugar público determinado (cafetería, tienda, etc.) hasta que la ayuda de los organismos competentes de su seguridad, se haga efectiva.

10. Ponte en su piel

Piensa que si tú eres adulto y tienes miedo a intervenir por las posibles represalias, imagínate cómo se puede sentir un niño/a, que es mucho más vulnerable.

Recuerda que a través del Teléfono ANAR de la Familia y los Centros Escolares (600 50 51 52)  y del Chat ANAR podemos ayudar a los más pequeños (de 0-9 años) que no nos pueden llamar para pedir ayuda directamente.

Si te ha resultado útil este contenido, te pedimos que colabores con ANAR. Con tu apoyo, podremos seguir atendiendo cada día más de 1.200 llamadas de niños, niñas y adolescentes a través de las Líneas de Ayuda ANAR.

Consejos ANAR sobre cómo hablar sobre problemas económicos

Consejos

Consejos ANAR sobre cómo hablar sobre problemas económicos

22 diciembre 2021
Consejos
Consejos ANAR sobre cómo hablar sobre problemas económicos

Tus hijos te conocen y te observan

Se dan cuenta de tu preocupación y ansiedad. Crea un clima de calor de hogar, muestra disponibilidad y ofrece a tus hijos una actitud cercana para que te puedan hacer preguntas.

Las cosas tienen la importancia que nosotros les damos 

Aunque las cosas no vayan bien económicamente trata de trasmitir a tus hijos seguridad y confianza,  es importante para que se sientan protegidos. Intenta explicarles que de la adversidad también se puede aprender y “no hay mal que cien años dure” y de esto también saldremos adelante.

Tus hijos te conocen y te observan

Se dan cuenta de tu preocupación y ansiedad. Crea un clima de calor de hogar, muestra disponibilidad y ofrece a tus hijos una actitud cercana para que te puedan hacer preguntas.

Las cosas tienen la importancia que nosotros les damos 

Aunque las cosas no vayan bien económicamente trata de trasmitir a tus hijos seguridad y confianza,  es importante para que se sientan protegidos. Intenta explicarles que de la adversidad también se puede aprender y “no hay mal que cien años dure” y de esto también saldremos adelante.

Instrucciones para madres y padres sobre el uso responsable de la tecnología

Consejos

Instrucciones para madres y padres sobre el uso responsable de la tecnología

22 diciembre 2021
Consejos
Instrucciones para madres y padres sobre el uso responsable de la tecnología

Cuando hablamos del móvil, hablamos de una puerta que se abre al mundo social.

El acceso a Internet es una fuente de conocimiento y crecimiento personal para todos, por eso, es bueno tener en cuenta algunos consejos antes de entregarles su primer móvil a nuestros hijos/as. Porque es un escaparate a deseos, Ilusiones, pero también a miedos e inseguridades que pueden quedar al descubierto dejándoles desprotegidos.

Si en la vida real un adolescente encuentra obstáculos para hacer amistades, podría refugiarse en el mundo virtual para entablar contactos con personas a veces desconocidas y confundir las relaciones del mundo real con las relaciones virtuales. Hay también otros problemas relacionados con su mal uso como son el ciberbullying, grooming y más.

Sin embargo, su buen uso supone una herramienta magnífica para comunicarse y relacionarse con sus amistades.

En Fundación ANAR hemos elaborado un CONTRATO FAMILIAR para fomentar su buen uso y queremos compartirlo contigo. Así, cuando le entregues el móvil a tu hijo/hija se establecerá un vínculo de responsabilidad entre vosotros. Adáptalo a tu relación con él/ella y así entenderá que es una herramienta útil y sana para gestionar su vida cotidiana.

Descárgalo

Consejos para padres y madres ante el coronavirus

Consejos

Consejos para padres y madres ante el coronavirus

22 diciembre 2021
Consejos
Consejos para padres y madres ante el coronavirus

Canal prioritario de la agencia española de protección de datos (AEPD)

Las medidas de prevención adoptadas por las instituciones sanitarias para prevenir la extensión del ‘coronavirus’ han supuesto, entre otras consecuencias, que millones de niños/as y adolescentes no puedan ir a los centros escolares y permanezcan en sus domicilios.

Los medios de comunicación nos invaden de imágenes, se habla en las calles, con nuestros familiares, en todas partes. Los niños/as, es normal que se hagan preguntas y es importante que los padres sepamos cómo responder a sus inquietudes, sin mentirles pero sin asustarles.

Además, esta situación excepcional y el miedo a los desconocido puede provocar intranquilidad en nosotros como adultos que podemos transmitir a  los más pequeños. Esto ocasiona la necesidad de acompañarles  adecuada y serenamente antes de que se hagan sus propias fantasías  a través de comentarios de los demás.

Desde la Fundación ANAR queremos transmitir el mensaje que ante situaciones tan inusuales como ésta, siempre hay aprendizajes que podemos transmitir a nuestros hijos/as que van a ser valiosos para la vida, además de ser una oportunidad para compartir un tiempo de calidad con ellos/as.

Como padre/madre acoge la noticia de manera serena

Sabemos que nuestra actitud familiar y como padres/madres es lo más importante ante momentos críticos. Si nuestros hijos/as observan que nosotros estamos desbordados por los acontecimientos, podemos inducirles mucha intranquilidad. La ansiedad también se contagia a nuestros hijos/as

Como padres debemos informarnos de los consejos de salud difundidos por las autoridades sanitarias y seguirlos con nuestros hijos/as: es muy importante llevar a cabo estos consejos con tranquilidad. Si ellos nos encuentran alterados, es lo primero que van a percibir y su afrontamiento se va a dificultar.

Explicarles de forma que puedan entender, sin mentirles.

Para hablar de esta situación de epidemia con ellos, es aconsejable preguntarles primero  qué es lo que saben para después contarles la información que precisan saber, corrigiendo errores, pero sin añadir dramatismo ni entrar en detalles que puedan dañar su sensibilidad (ej. número de muertos, recordar otras epidemias famosas que sesgaron la población).

Si están pidiendo una explicación, no hay que mentirles. No cambies la realidad con la intención de protegerles.

En nuestro día a día. Hay que fomentar la costumbre de hablar de nuestro día a día con nuestros hijos/as. De esta manera les estamos enseñando que es normal tener problemas y la forma de buscar soluciones, además de construir una convivencia positiva.

Ayúdale a identificar sus emociones como el miedo

Ante el fenómeno viral del coronavirus, es inevitable que nuestros hijos/as, tengan sensaciones de miedo, de no saber qué hacer, incluso pánico al dejarse contagiar por lo que otros sienten… Es conveniente estar pendientes, transmitirles tranquilidad y decirles que les entendemos y en ocasiones es normal sentirse así. Eso les aliviará.

Muéstrate abierto ante las dudas o preguntas de tus hijos/as sobre el coronavirus.

Es posible que en un primer momento, cuando estéis hablando con ellos/as de lo que ha sucedido, no se les ocurran preguntas, estén sorprendidos.  Posteriormente pueden quedarse con dudas.  Mostraos entonces abiertos a responder sus dudas y motivar que estáis disponibles cuando lo necesiten.

Refuerza los hábitos higiénicos

La necesidad de ser firmes con hábitos higiénicos, como lavarnos con frecuencia las manos o protegernos con el antebrazo (y no con la mano) al estornudar o toser puede ser una buena ocasión para afianzar estas costumbres en los más pequeños. Incúlcales estas prácticas para que estén más protegidos frente a cualquier infección.

Fake news: desconfía de fuentes de información poco fiables

En todas las crisis proliferan mensajes alarmistas y poco fiables. No te dejes llevar por recomendaciones o informaciones que no provengan de fuentes sanitarias oficiales. Trata de transmitir a tus hijos/as esta misma recomendación porque ellos también están expuestos a estos bulos.

Qué hacer con los niños/as en casa

Ante el cierre de los centros escolares los padres y madres se pueden encontrar desorientados sobre cómo orientar su rutina en esta situación excepcional. Un buen recurso es planificar los horarios y prever actividades variadas.

Además, hay que tener en cuenta que, sobre todo en cursos de la ESO en adelante, los chicos/as no están de “vacaciones”. Es una situación excepcional y los/as profesores/as les han puesto tareas para ir realizando estos días.

No utilizar las pantallas como niñera: ofrécele otras oportunidades de ocio

La vida diaria nos lleva a compartir poco tiempo con nuestros/as hijos/as. Esta ocasión supone una oportunidad para fortalecernos como familia. Entendemos que no se les puede quitar el ordenador o el móvil y dejarles sin otras posibilidades de ocio en su tiempo libre. Lo interesante por tanto es que les enseñe la importancia de otras actividades… Los padres y madres deben poder dedicarles una parte importante de su tiempo y que sea de calidad.

No los dejes solos: Reglas, normas, acuerdos…

Para que los/as hijos/as aprendan los mensajes que les damos, es necesario ser ejemplo para ellos/as. Si les estamos diciendo que no es bueno pasar muchas horas conectados a juegos de ordenador o chateando, no lo hagamos nosotros.

Para los más pequeños (10-13 años) que empiezan a familiarizarse con las tecnologías, es fundamental  supervisar personalmente los contenidos y el tiempo.

Una vez más, desde Fundación ANAR se recuerda que, para evitar un uso excesivo e inapropiado de la tecnología, hay que establecer junto a los/as hijos/as reglas consensuadas para utilizar la tecnología a su alcance.

Aprovechar este tiempo en familia y evitar tensiones

Como toda situación anómala (padres y madres con teletrabajo, niños y niñas sin colegio…), pueden crearse momentos de tensión que debemos saber gestionar.

La oportunidad que supone pasar más tiempo juntos y de calidad nos debería permitir evitar tensiones y no utilizar el castigo físico.

Aunque para que los menores de edad crezcan y evolucionen positivamente, necesitan saber que en su familia hay unas normas que cumplir, y unas consecuencias caso de no hacerlo, bajo ningún concepto puede ser el maltrato físico ni psicológico. Antes de actuar por impulso es necesario saber identificar las señales que nos avisan que nos estamos alterando. En ese momento, es importante aplazar la conversación con vuestro hijo/a a otro momento en que podáis hablar de lo ocurrido con tranquilidad.

Revisa los consejos ANAR para estas situaciones y pide ayuda si consideras que la situación te desborda.

[CONSEJOS ACTUALIZADOS A FECHA: 13/03/2020 – PARA RECOMENDACIONES SANITARIAS INSTAMOS ESTAR ATENTOS A LAS RECOMENDACIONES OFICIALES]

URGENTE: ¡Los niños y niñas aislados con su agresor necesitan tu ayuda! Haz clic aquí.

Cómo denunciar la difusión de vídeos o fotos de contenido sensible sin consentimiento

Consejos

Cómo denunciar la difusión de vídeos/fotos

2 diciembre 2020
Consejos

Canal prioritario de la agencia española de protección de datos (AEPD)

Cómo denunciar la difusión de vídeos o fotos de contenido sensible sin consentimiento.

Con frecuencia, el acoso digital se produce por la difusión en Internet de fotos o vídeos de contenido sexual o violento. También en el acoso escolar suele haber difusión de fotos y de vídeos, difundidos sin consentimiento de la víctima.

A veces estos vídeos se vuelven virales y es una forma de violencia digital muy grave.

Para denunciar estos contenidos y pedir que se retiren de Internet, puedes usar el Canal prioritario de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD).  Para denunciar pulsa aquí.


También, ante cualquier problema que afecte a un menor de edad, puedes llamar al Teléfono ANAR.

ANAR atiende cada año 87.857 llamadas en las que la tecnología es un factor de riesgo. Para poder seguir ayudando a los menores de edad y a sus familias, necesitamos tu ayuda.