ANAR ofrece un kit contra el acoso escolar

El acoso escolar o Bullying es una forma de violencia cada vez más recurrente en los centros de enseñanza y se produce normalmente cuando un compañero o varios de ellos tienen actitudes o conductas negativas contra otro. 

Desde la Fundación ANAR lanzamos a principios del mes de agosto un KIT contra el acoso escolar que está teniendo gran éxito de acogida a causa de la cercanía del inicio del nuevo curso escolar.

Este KIT incluye libros, películas y canciones que hablan de un tema tan duro como es el acoso escolar, para, a partir de los mismos, sentarse a reflexionar en familia sobre el tema con nuestros hijos e hijas. Un plan perfecto puede ser preparar unas palomitas y disfrutar viendo juntos la película ‘Wonder’: la historia de Auggie Pullman, un niño de diez años nacido con una deformidad facial que se esfuerza por encajar en su nuevo colegio. 

Las propuestas culturales incluidas en el kit también pueden ayudarnos a ponernos en la piel de las personas que puedan estar sufriendo cualquier forma de acoso o violencia y animarnos a contarlo. Si no sabes qué hacer una tarde, te recomendamos varios libros para amenizar el rato. Entre ellos, ‘La chica invisible’, de Blue Jeans, cuyas historias cuentan con más de un millón de seguidores. En esta novela nos pone en la piel de Aurora Ríos, una chica invisible para casi todos en el instituto.

Evitar el acoso comienza desde casa. Es importante la comunicación diaria con los hijos para que no se cierren a contarnos sus problemas o lo que les sucede. Con este kit se pretende animar a reflexionar, a dialogar en familia y en los propios centros escolares para contribuir a sensibilizar sobre este problema y que los menores de edad sepan detectar estos comportamientos nocivos y prevenir situaciones de acoso y sus consecuencias.

Según datos de nuestro último informe anual, en la Fundación ANAR registramos 29.638 peticiones de ayuda sobre acoso escolar en 2021. En torno al 90% de los menores de edad que sufren acoso escolar sufren problemas psicológicos, ya sea ansiedad, depresión o miedo permanente. Además, el informe revela que las víctimas atendidas sufren ahora un mayor número de hechos violentos y severos que anteriormente.

La Fundación ANAR, en colaboración con Mutua Madrileña, publicará a mediados de septiembre el Informe Anual 2021/22 sobre acoso escolar y ciberbullying, un exhaustivo trabajo de investigación y análisis que recoge la opinión de estudiantes y docentes con una muestra de 5.123 alumnos y 229 profesores de 301 centros escolares.

Si necesitas ayuda puedes contactar con la Fundación ANAR a través de su Teléfono/Chat o también mediante las Líneas de Ayuda, que están operativas las 24 horas del día de todos los días del año, son confidenciales y gratuitas y, en ellas, niños, niñas y adolescentes encuentran un espacio seguro y confidencial en el que se sienten escuchados y respetados, y donde pueden expresar libremente aquello que les ocurre para encontrar solución a sus problemas.

Descarga aquí el kit completo

ACNUR y la POI ponen el Teléfono/Chat ANAR a disposición de las familias ucranianas en España

Se han cumplido seis meses desde el comienzo de la guerra en Ucrania. Un conflicto bélico que ha afectado a infinidad de personas y que, a día de hoy, continúa en marcha sin saber cuándo se le podrá poner fin. ACNUR, Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados, contabiliza más de seis millones de desplazados en distintos países europeos, de los cuáles, más de 3,8 millones cuentan ya con protección temporal o un estatus similar en los lugares de acogida.

En España el número de refugiados es de 133.913 personas, según el último dato enviado por ACNUR en este mes de agosto. Muchas de ellas son familias que han necesitado ayuda de la población local y de organizaciones sin ánimo de lucro como ANAR, que se ha mostrado activa a la hora de difundir la información sobre sus Líneas de Ayuda y el servicio de orientación psicológica, jurídica y social que presta a través de ellas, también en ucraniano para los menores de edad y sus familias que se han instalado en nuestro país. 

Para facilitarles la llegada y el respeto de sus derechos en España, ACNUR, con ayuda de la Plataforma de Organizaciones de Infancia (POI), ha elaborado una guía informativa para niños, niñas y adolescentes en la que ofrece información sobre las Líneas de Ayuda ANAR.

El documento está pensado como recurso de ayuda para los menores de edad ucranianos que lleguen o se encuentren ya en nuestro país. En él se recogen puntos importantes para asesorar a las familias a la hora de gestionar sus derechos, información sobre el tiempo de estancia en España, que asciende a tres meses sin tramitación de visado, cómo conseguir la protección temporal.

Si necesitas ayuda, en España hay organizaciones especializadas en atención social, como ANAR, que pueden ayudarte y que saben cómo hacerlo. El documento recoge sus datos de contacto, incluido el Teléfono ANAR de atención a Niños, Niñas y Adolescentes 900 20 20 10 y el chat.anar.org.

Aquí puedes descargarte el documento

Qué es el sharenting y por qué debes evitarlo para proteger a tu hijo

¿Alguna vez te has parado a pensar cuánto compartes en Internet sobre la vida de tus hijos? ¿Y la cantidad de información que recibes de la vida de los hijos de los demás en las redes sociales? El sharenting es la manera más fácil de sobreexponer a las personas compartiendo en redes sociales imágenes e información de los hijos y su crecimiento. 

Subir fotos, comentar cumpleaños, eventos importantes… Algunos padres incluso crean y gestionan un perfil en redes para sus bebés o niños. La práctica se refiere al hecho de ir documentando y compartiendo de manera constante y abusiva la evolución del niño por parte de los padres. La diferencia entre ser responsable o no está en la cantidad y constancia con la que se publica sobre los hijos.

Por eso desde la Fundación ANAR queremos que recapacites sobre este tema cada vez más común entre los padres gracias a las nuevas tecnologías. El hecho de que sea frecuente y generalizado no quita que sea igualmente controvertido, pues las consecuencias de esta sobreexplotación de menores en internet es sumamente importante. 

Aquí tienes una serie de riesgos que puede producir la práctica abusiva del sharenting, además queremos compartir unos consejos para su regulación y que así puedas practicarlo correctamente.

Riesgos del sharenting:

  1. Provoca vergüenza, ansiedad y tristeza en los niños
  2. Multiplica las posibilidades de sufrir fraude
  3. Les expone excesivamente frente a desconocidos
  4. El secuestro físico o de identidad digital, sufrir grooming e incluso para fines publicitarios en la dark web
  5. Ser objeto de meme, bullying o acoso escolar y ciberbullying

Consejos a tener en cuenta para proteger a tu hijo/a:

  • Si estás pensando en crear una cuenta propia a vuestro hijo/hija para subir fotografías, es recomendable no hacerlo y utilizar las redes sociales de los adultos. 
  • La comunicación es importante y por eso pedirle permiso a nuestros hijos e hijas para que nos cuenten qué es lo que no quieren que subamos a redes sociales y así poder «censurar» las imágenes que no quieran que compartamos sus padres. 
  • Leer y entender las políticas de privacidad de las redes sociales a las que subimos las fotografías.
  • Pensar en el futuro. Ten en cuenta cómo pueden sentirse tus hijos/as al ver una imagen suya que subieron sus padres a Internet. Quizá no le guste y podría dañar su autoestima.
  • La seguridad es lo primero. Activar las alertas de Google con el nombre de nuestro hijo/a, para que nos avisen si aparece en alguna búsqueda de Google.
  • No dar la localización de nuestro hijo/a, y si queremos hacerlo, hemos de tomar precauciones.
  • Compartir la información bajo el anonimato y pixelar las caras de nuestros hijos e hijas para respetar su privacidad, sobre todo si son menores de edad.
  • Ten cuidado con lo que compartes. Si enviamos imágenes o vídeos a través de mensajería instantánea (como WhatsApp), tenemos que asegurarnos de que las personas a las que enviamos dicho contenido son de confianza y no lo compartirán sin nuestro permiso.

Sumisión Química: cómo actuar y cuáles son sus síntomas

Durante las últimas semanas el número de casos de jóvenes que han denunciado sufrir pinchazos de drogas de sumisión química se multiplican por toda la península. Este fenómeno tristemente viral consiste en pinchar a las mujeres en las discotecas con el aparente objetivo de someterlas químicamente. Desde ANAR queremos lanzar consejos para saber ante qué se enfrentan exactamente los jóvenes, cómo poder detectarlo y cómo proceder si te pasa.

¿Qué es la Sumisión Química?

La Sumisión Química puede definirse como la agresión sexual, robo, extorsión y/o maltrato, sufridos bajo la influencia de sustancias psicotrópicas. La sustancia puede administrarse de forma subrepticia o aprovechar sus efectos para cometer el delito, por cuanto la víctima ve disminuida su capacidad para identificar una situación de peligro o resistirse a la agresión.

Este nuevo método de sumisión química que ha aparecido en las últimas semanas lo sufren mientras se encuentran de fiesta y se conoce como: el pinchazo. Cada fin de semana aparecen nuevas denuncias de jóvenes que dicen haber notado un pinchazo en el brazo o en la pierna. Tras ello, comienzan a marearse y a perder cierta capacidad de decisión.

Síntomas de la Sumisión Química:

  • Desorientación
  • Somnolencia o dolor de cabeza
  • Mareos
  • Visión borrosa
  • Pérdida de memoria
  • Vómitos o náuseas
  • Dificultad para moverse o estar de pie
  • Ves o escuchas cosas extrañas

En cuanto notes un pinchazo:

  • Mira en la zona en la que has sentido un pinchazo para ver si hay alguna marca.
  • Coméntaselo a tus amigos/as y no te separes de ellos/as, te podrán ayudar a salir del establecimiento y a comunicarlo a la seguridad del lugar.
  • No te vayas con ningún extraño/a.
  • Comunícaselo a la Policía si hay alguna patrulla cerca de donde estás o llama al 112.
  • También puedes acudir a urgencias en las primeras 24 horas para que puedan examinarte lo antes posible.
  • Contacta con tus padres o familiares para informarles de la situación.

Si eres menor de edad o conoces a alguien que necesita ayuda psicológica, jurídica o social, puedes contar con nosotros.