Consejos ANAR para la custodia compartida

Consejos

Consejos ANAR para la custodia compartida

22 diciembre 2021
Consejos
Consejos ANAR para la custodia compartida

Cada año hay en España unos 87.000 niños y niñas afectados por la separación de sus padres. Cuando en una familia los padres toman la decisión de separarse, se produce un cambio profundo para todos los miembros de la misma. No obstante, en función de cómo los adultos implicados enfoquen el tema con sus hijos/as y lleven a cabo la separación, la situación se hará más llevadera para todos.

Es muy importante que la decisión de la separación se transmita a los hijos/as por los dos progenitores a la vez, con claridad, adaptándose a su edad y transmitiendo que a pesar de que es una elección dolorosa, es la mejor opción para el bienestar de todos. Es necesario dejarles un espacio para que puedan preguntar aquello que no han entendido o que les preocupa. Tal vez no les surjan dudas en ese momento porque necesitan adaptarse y digerir la noticia y sea más adelante cuando necesiten respuestas.Es necesario que los padres estén presentes en ese momento y se muestren cercanos.

Como base principal ante una separación, es importante transmitir a los hijos/as que aunque los padres ya no vivirán juntos, seguirán siendo siempre sus padres. Esta afirmación debe dejar claro que los dos van a seguir queriéndoles de la misma manera y estando ahí para cuando ellos/as les necesiten.

De acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística, en el año 2013, el 17,9% de las guardas y custodias acordadas fueron compartidas, lo que supone un incremento de tres puntos con respecto al año 2012.

Nuestro Código Civil permite a los Jueces acordar la guarda y custodia compartida cuando lo soliciten ambos progenitores o bien, con carácter excepcional, cuando lo solicite sólo uno de ellos y siempre que puedan fundamentarla en que sólo de esta forma se protege adecuadamente el interés superior del menor.  Sin embargo, determinadas Comunidades como Aragón y Valencia han establecido a través de su legislación autonómica la atribución de la guarda y custodia compartida con carácter preferente y/o general.

Por otro lado, el 19 de julio de 2013, se aprobó el Anteproyecto de Ley sobre el ejercicio de la corresponsabilidad parental en caso de nulidad, separación y divorcio (ignoramos si llegará a convertirse en Ley en esta legislatura). Este Anteproyecto supone un avance en lo que respecta a la atribución de la guardia y custodia compartida al quitar el carácter excepcional a la atribución de la guarda y custodia compartida cuando sea solicitada por uno solo de los progenitores (como ya ha venido interpretando el Tribunal Supremo en sus últimas sentencias), aunque no llega a darle un carácter preferente y/o automático.  Seguirá siendo el Juez quien, previo examen de las circunstancias de cada caso en concreto, determine la guarda y custodia atribuible al mismo, con base en el interés superior del menor. Como novedad, establece la posibilidad de que el Juez otorgue este tipo de guarda y custodia aunque no haya sido solicitada por ninguno de los progenitores, cuestión que ha suscitado mucho debate por ir en contra de la doctrina jurisprudencial actual y porque, en definitiva, parece arriesgado obligar a ambos progenitores a aceptar un régimen de guarda y custodia no deseado por ninguno de ellos.

En relación a todo lo anterior, queremos ofreceros diez consejos claves a tener en cuenta cuando tras una separación o divorcio, se tiene la guarda y custodia compartida de los hijos/as.

  • Actuad siempre pensando en el «interés superior» de vuestros hijos/as

Tras la separación, es necesario que todas las decisiones que vayáis a tomar y que afecten a vuestros hijos/as, las toméis pensando en ellos y en qué les va a beneficiar más.

Es importante que los padres tengáis la disposición de apartar los conflictos entre vosotros cuando se trata de decidir sobre ellos y que las decisiones que toméis sobre los hijos no sean nunca contradictorias. Estar de acuerdo en las cosas que  les afectan y transmitirles la misma información es condición sine qua non para afrontar la separación de una forma saludable. Esto hará que se sientan seguros/as ante la nueva situación.

  • Estabilidad

Los niños/as necesitan que en su entorno haya estabilidad para poder crecer y evolucionar positivamente. En este sentido, es importante que se sigan manteniendo sus rutinas diarias (hora de ir al colegio, horarios de comidas, recogidas del colegio, deberes, horarios de acudir a la cama, pautas de educación…) Esta estabilidad proporcionará a vuestros/as hijos/as la tranquilidad y seguridad necesarias para poder vivir la nueva situación con normalidad.

  • Evitar, en la medida de lo posible, que cambie el entorno de vuestros hijos/as 

Vuestros hijos/as van a tener la sensación de normalidad y seguridad ante la nueva situación, principalmente, si pueden seguir viviendo en el mismo entorno en que vivían. Por ello, en los casos de custodia compartida es importante que ambos padres viváis cerca para que ellos puedan mantener sus amistades y lugares en que se mueven habitualmente. Esto es difícil, no siempre es posible, pero para ellos sería la situación ideal. Asimismo, es importante que el hecho de estar con uno u otro progenitor la misma cantidad de tiempo, no suponga para vuestros hijos/as grandes desplazamientos con el consiguiente gasto de tiempo para ellos.

  • La relación periódica de los hijos/as con ambos padres y sus respectivas familias es muy importante 

La tolerancia y el respeto entre vosotros, padres, es fundamental para proporcionar a vuestros hijos/asrelaciones saludables con sus familiares. Además, no podéis olvidar que es un derecho de vuestros hijos/as y una necesidad poder seguir manteniendo las relaciones con la familia de los dos progenitores y relacionarse con ellos de manera natural y periódica. De esta forma, les proporcionaréis las herramientas necesarias para adaptarse mejor a la nueva situación y tener una evolución sana.

  • Evitar las descalificaciones y competiciones con el otro progenitor por conseguir el cariño de vuestros hijos/as 

Las descalificaciones y competiciones necesariamente implican un escenario en el que hay una parte culpable y otra inocente. Esta situación en la que hay víctimas y verdugos obliga a los hijos a tomar una posición a favor de uno y en contra de otro generando rabia y resentimiento que le impiden digerir y elaborar la situación de forma sana.

Aunque ya no seáis pareja, seguís siendo padres y ellos deben estar al margen de vuestros conflictos para evitarles situaciones en las que sientan que “tienen que elegir” entre uno de los dos. Llevarles a esta situación les hace daño y llegan a sentirse culpables de lo que ocurre entre sus padres. No olvidéis que os necesitan a los dos por igual para su crecimiento y evolución.

  • Mostrar cariño y presencia

Si las muestras de afecto y la presencia de calidad de los padres es importante en la evolución de los hijos/as, lo es más cuando los padres se separan. Vuestros hijos/as necesitarán sentir que les seguís queriendo como antes de la separación y que les dedicáis un tiempo de calidad a cada uno. En este sentido, si vuestras obligaciones laborales os impiden estar con vuestros hijos/as, no deleguéis ese tiempo en terceras personas y permitir que lo cubra el otro progenitor, si cabe la posibilidad,  aunque no “le toque” estar con él/ella. Siempre que sea posible,  es mejor para ellos que estén con sus padres que con terceras personas. Una vez más, para conseguirlo, impera el respeto entre vosotros.

  • Expresión de emociones

Una situación de separación genera muchos sentimientos y emociones contradictorias en todos los implicados. Tanto en los padres como en los hijos/as. Es bueno reconocerlo y dejar espacio a la expresión de estas emociones. Es tarea de los adultos, en este caso de los padres, ofrecer a vuestros hijos/as la contención y la escucha necesarias para que puedan contaros con libertad sus sentimientos ante vuestra decisión. Así mismo, no os sintáis culpables si en algún momento expresáis emociones ante ellos. Sois humanos y es bueno que  vean que es así.

Sin embargo, es igual de importante que transmitáis que juntos vais a aprender a adaptaros a la nueva situación. Buscad apoyo en otros adultos de vuestro entorno más cercano.

  • Estar más pendiente de los cambios en vuestros hijos/as

Si desde vuestro papel como padres siempre es importante estar pendientes de los cambios que manifiestan vuestros hijos/as, lo es más cuando se da una situación de separación. Es importante que estéis pendientes para reconocer señales de malestar y lo comuniquéis al otro progenitor para actuar juntos. Además, en los casos de custodia compartida, estos acuerdos a la hora de actuar y tomar decisiones sobre los hijos/as son fundamentales porque van a estar el mismo tiempo con ambos y debéis tener la misma información para poder ofrecerles la ayuda adecuada.

  • Contacto frecuente con los profesionales que están con vuestros hijos/as 

Cuando en vuestra separación se establece que la custodia de vuestros/as hijos/as sea compartida, ambos debéis conocer la evolución en las distintas áreas de la vida de vuestros hijos/as. En este sentido, es bueno que os comuniquéis con la misma frecuencia, aunque sea por separado, con sus profesores/as, médicos, monitores… De esta manera mostraréis a vuestros hijos/as que os interesan tanto como antes y que estáis abiertos a cualquier sugerencia de estos profesionales para ayudarles en su bienestar.

PÍDENOS AYUDA SI LA NECESITAS

Ayúdanos a que tu hijo/a conozca el Teléfono ANAR de Ayuda a Niños y Adolescentes 900 20 20 10. Está atendido por psicólogos, apoyados por trabajadores sociales y abogados. Atendemos las 24 horas, todos los días del año. Es una línea segura: anónima, confidencial y gratuita.

Tú como adulto, también puedes encontrar asesoramiento psicológico, social y jurídico en el Teléfono ANAR del Adulto y la Familia 600 50 51 52.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:

  • Fundación ANAR (2004). Educar para Crecer. Cuaderno de apoyo para familias. Madrid.
  • Fundación ANAR (2000). Guías de Padres. Madrid.
  • Asociación AVAIM. La intervención con menores en procesos de separación y/o divorcio. País Vasco
  • Custodia Compartida: situación actual y anteproyecto de Ley. Artículo de Dª. Carmen Sánchez Vidanes, publicado en la página web de la asociación libre de abogados, el 8 de enero de 2014.

Otros consejos relacionados

Consejos
10 consejos para prevenir el bullying
22 diciembre 2021
Consejos
¿Qué edad es la apropiada para usar el móvil?
22 diciembre 2021
Consejos
Consejos a los padres y madres para la prevención del abuso sexual en sus hijos/as
22 diciembre 2021
Consejos
Cómo denunciar la difusión de vídeos o fotos de contenido sensible sin consentimiento
2 diciembre 2020

Consejos ANAR para evitar los trastornos de alimentación en sus hijos

Consejos

Consejos ANAR para evitar los trastornos de alimentación en sus hijos

22 diciembre 2021
Consejos
Consejos ANAR para evitar los trastornos de alimentación en sus hijos

10 Consejos a los padres y madres para prevenir los trastornos de la alimentación en sus hijos/as

Los Trastornos de la Alimentación han llegado a convertirse en un problema muy actual y preocupante sobre todo entre la población femenina adolescente. Si bien es cierto que hay casos de chicos que sufren estos trastornos, se trata de un problema básicamente femenino. Cada vez más jóvenes y en edades más tempranas, sufren desórdenes alimentarios.

Desde la Fundación ANAR queremos daros algunos consejos para prevenir en vuestros/as hijos/as los Trastornos de Alimentación. Dado que, como hemos comentado, se trata de un problema
básicamente femenino, nos referiremos primordialmente a ellas, las chicas que los padecen.

  • FOMENTAD LA COMUNICACIÓN FAMILIAR.

Es importante que todos los miembros de la familia sientan que tienen su sitio y que pueden contar lo que les preocupa o sucede en el día a día. De esta manera, se creará un clima de cordialidad y un sentimiento de “cobijo”.

  • QUE CADA UNO ASUMA LAS RESPONSABILIDADES QUE LE CORRESPONDEN.

Entre las adolescentes que sufren Trastornos de la Alimentación, es frecuente encontrarse con chicas excesivamente responsables y autoexigentes. Es por ello que estas chicas suelen asumir “cargas” en las relaciones familiares que no les corresponde y para las que no tienen capacidad de resolver. Los/as hijos/as no tienen por qué mediar entre las relaciones de pareja ni conocer temas que los padres deben tratar en la intimidad de su relación.

  • ES MUY IMPORTANTE QUE HAYA CONSENSO ENTRE LA PAREJA.

A la hora de establecer normas y límites, ambos miembros de la pareja debéis estar de acuerdo tanto en las normas como en las consecuencias de su no cumplimiento. Las adolescentes que sufren Trastornos de Alimentación suelen ser manipuladoras para conseguir su objetivo que es no comer sin que nadie se de cuenta. Si hay acuerdo entre vosotros, sus padres, verán en ellos una base sólida en la que apoyarse y un referente para saber hasta dónde pueden llegar y les costará más manipular la situación.

  • FOMENTAD SU AUTOESTIMA.

Estas adolescentes tienen la autoestima muy baja. Es por ello que también suelen ser muy autoexigentes porque consideran que “siendo perfectas” serán queridas. Necesitan tener todo controlado y ese control lo trasladan a su cuerpo, el cual manejan a través de la comida. Una aceptación incondicional de vuestra hija haciéndole saber con frecuencia que se la quiere por cómo es en su totalidad, la protegerá de este tipo de trastornos.

  • ENSÉÑADLE A FILTRAR LA INFORMACIÓN QUE RECIBE.

La publicidad, algunas series o películas transmiten de forma constante a las adolescentes mensajes de “cómo tiene que ser su cuerpo para ser felices”. La adolescencia es una etapa muy vulnerable en la que la opinión ajena y la imagen cobran mucha importancia y las chicas con autoestima baja pueden llegar a perseguir la perfección en su cuerpo a toda costa. Incluso a costa de su vida. Enseñadle y hablad con ella sobre los mensajes engañosos y a valorarse por ser quien es, no sólo por su aspecto externo.

  • ES MEJOR EDUCAR QUE PROHIBIR O CONTROLAR.

En los/as adolescentes las prohibiciones e imposiciones no tienen el efecto buscado. Es mejor educar en hábitos de vida saludables sirviendo de ejemplo e inculcándoles la necesidad de alimentarse para tener salud. De esta manera interiorizarán la naturalidad del acto de alimentarse como un hábito más en su vida.

  • ES IMPORTANTE QUE NO COMAN SOLAS.

Aunque el ritmo actual de los padres impide, en la mayoría de los casos, comer diariamente con sus hijos/as, es necesario buscar la manera para que vuestras hijas no coman solas. Si vosotros no podéis estar con ellas en esos momentos, buscad un adulto de confianza que pueda asegurarse que se alimentan cada día adecuadamente puede prevenir problemas de alimentación. Procurad que al menos una vez al día, podáis comer juntos y haced de ese momento un encuentro familiar agradable.

  • ENSEÑADLE A CANALIZAR ADECUADAMENTE SU ANSIEDAD.

En ocasiones, los Trastornos de la Alimentación empiezan porque la adolescente trata de controlar su ansiedad a través de la comida. Esto puede llevarla a comer más de lo que su cuerpo necesita para, posteriormente, sentirse culpable y provocarse el vómito, lo que le llevaría a entrar en la espiral del Trastorno de la Alimentación. Enseñarle a relajarse respirando adecuadamente y a relativizar los problemas, es una manera saludable de canalizar esa ansiedad.

  • LA FIGURA MATERNA ES SU REFERENCIA.

Las adolescentes han tenido como referencia y modelo a su madre y, aunque en esta etapa suele haber un distanciamiento emocional, tienden a imitar hábitos que han visto en sus madres. Es por ello que debéis evitar darle demasiada importancia a la imagen, las dietas… y fomentar lo positivo de ser una persona con valores sólidos y autoestima saludable, independientemente del aspecto externo que se tenga.

PÍDENOS AYUDA SI LA NECESITAS

Ayúdanos a que tu hijo/a conozca el Teléfono ANAR de Ayuda a Niños y Adolescentes 900 20 20 10. Está atendido por psicólogos, apoyados por trabajadores sociales y abogados. Atendemos las 24 horas, todos los días del año. Es una línea segura: anónima, confidencial y gratuita.

Tú como adulto, también puedes encontrar asesoramiento psicológico, social y jurídico en el Teléfono ANAR del Adulto y la Familia 600 50 51 52.

Consejos ANAR: cómo transmitir valores positivos a través del deporte

Consejos

Consejos ANAR: cómo transmitir valores positivos a través del deporte

22 diciembre 2021
Consejos
Consejos ANAR: cómo transmitir valores positivos a través del deporte

Consejos para padres y madres sobre cómo transmitir valores positivos a través del deporte

Todos los fines semana, miles de niños y niñas de toda España participan en competiciones deportivas. En muchas ocasiones, estos torneos son escenario de peleas entre padres, progenitores que ejercen de entrenadores,  que insultan a  entrenadores y jugadores del equipo rival,  familiares que exigen que sus hijos e hijas jueguen más…

Ante estos comportamientos, la Fundación ANAR quiere dar unos consejos educativos a los padres y madres en el ámbito deportivo.

Los padres y madres sois un ejemplo constante para vuestros hijos/as. A través del deporte, les enseñáis valores como el respeto, la solidaridad, el esfuerzo, las relaciones sociales, el trabajo en equipo, el espíritu deportivo… Por eso, queremos ayudaros a identificar qué comportamientos son los más adecuados para enseñar a vuestros hijos a disfrutar del deporte.

  • El deporte es salud 

El deporte sirve para mejorar nuestra calidad de vida y debe acompañarnos durante toda nuestra vida. Por tanto, es importante saber aprovechar sus beneficios y no permitir que sea fuente de conflictos, ansiedad, estrés… y mucho menos, violencia.

  • Aprende y enseña a resolver conflictos de forma positiva 

En las competiciones deportivas es habitual que la rivalidad genere conflictos. Es importante que los padres y madres sepáis resolver esos conflictos de forma positiva y no violenta. De esta manera, podréis transmitir a vuestros hijos/as una forma sana de resolver situaciones complejas utilizando otras habilidades como el diálogo, ponerse en el lugar del otro, ser tolerante, aprender a negociar…

  • Para vivir en sociedad, hay que respetar la autoridad 

Como adulto, es importante que respetes a las figuras que representan la autoridad para tus hijos/as (entrenadores, árbitros, profesores…). Estas personas, para llegar a desempeñar ese papel, han tenido que pasar por un proceso de aprendizaje, lo cual debe ser tenido en cuenta y respetado. Por otro lado, si cuestionas estos tipos de autoridad, tus hijos perderán referencias importantes en su aprendizaje.

  • El deporte también nos ayuda a relacionarnos socialmente

El deporte en equipo tiene un componente socializador. Debemos enseñarles a trabajar en equipo y la importancia que esto tiene para, entre todos, alcanzar un fin.  Para que de esa competición  puedan salir reforzados, tienen que ser solidarios, respetar al rival y, sobre todo, aprender a esforzarse y superarse a sí mismos aprendiendo a controlar la frustración natural que genera que las cosas no salgan como uno había previsto.

Es fundamental enseñarles que cuando un rival es bueno, nos puede enseñar a superarnos. Podemos aprender de un rival lo que hay que mejorar, sin sentirse inferior. Por tanto un buen rival nos da la oportunidad de aprender sanamente.

  • El deporte ayuda a canalizar positivamente las emociones 

El deporte permite, en muchas ocasiones, una catarsis individual y/o colectiva (canalización de la tensión para liberarla).  A través del esfuerzo físico nuestras tensiones se liberan, lo que es una forma positiva de canalizar nuestras emociones. Por tanto, es muy importante que esta liberación se haga de forma adecuada. Es decir, a través de la risa y el divertimento y no desde la agresividad y la violencia.

  • Eres ejemplo para tus hijos/as

El ejemplo es una de las formas más efectivas de enseñar a vuestros hijos/as. Ellos a veces hacen lo que les decimos pero casi siempre, lo que hacemos. Los hijos/as aprenden por imitación de los padres y madres. Por eso, es importante que cuides tu comportamiento en escenarios en los que hay una competición deportiva y te expreses de forma respetuosa.

  • A través del deporte se aprende el valor del esfuerzo

El escenario deportivo es una buena oportunidad para enseñar a vuestros hijos/as el valor del esfuerzo. Enseñadles que cuando las personas nos esforzamos para conseguir una meta que no llega, lejos de frustrarnos hemos de tratar de superarnos a nosotros mismos, siendo constantes en nuestro esfuerzo. Hay que tener cuidado en que la presión no sea excesiva porque producirá tensión y ansiedad que perjudicará su rendimiento.

  • Acompaña a tu hijo/a, no le controles 

La sobreprotección es una forma de maltrato que impide crecer a los hijos/as. Aunque los padres pensemos que sabemos mucho de cuestiones deportivas,  ellos/as tienen que aprender de sus fallos, conductas, sentimientos… y aunque vuestra influencia es importante, no vais a poder evitar que sufran. Sin embargo, este aprendizaje es necesario para su vida futura.  Lo que ellos necesitan es saber que estaréis ahí pase lo que pase y que podrán contar con vosotros siempre que os necesiten.

  • El juego tiene que ser diversión, no competitividad 

Algunos padres y madres exigen tanto a sus hijos/as que impiden que éstos puedan disfrutar en el deporte. No pasa nada por no ser el mejor, pero sí pasa, si tu exigencia sobre tu hijo/a es tan grande que no se divierte jugando. El juego es un derecho fundamental para cualquier niño y debemos respetarlo como tal.

  • Se aprende más a través de la motivación que de la crítica 

Tus hijos/as van a aprender de forma positiva para ellos si les refuerzas sus logros y les motivas para que se superen a sí mismos. Exigirles, compararles con otros compañeros/as y menospreciarles por no cumplir tus expectativas, genera frustración y baja autoestima. Lo mismo ocurre cuando criticas públicamente a otros compañeros porque les enseñas a menospreciar a otras personas en público y a mofarse de ellas.

FIRMA NUESTRA PETICIÓN CONTRA EL BULLYING

Desde Fundación ANAR pedimos al Gobierno y las Administraciones Públicas que tramiten de urgencia una Ley Integral contra la Violencia a la Infancia y la Adolescencia que proteja a los menores de edad frente a todo tipo de violencia, incluido el acoso escolar. 

PÍDENOS AYUDA SI LA NECESITAS

Ayúdanos a que tu hijo/a conozca el Teléfono ANAR de Ayuda a Niños y Adolescentes 900 20 20 10. Está atendido por psicólogos, apoyados por trabajadores sociales y abogados. Atendemos las 24 horas, todos los días del año. Es una línea segura: anónima, confidencial y gratuita.

Tú como adulto, también puedes encontrar asesoramiento psicológico, social y jurídico en el Teléfono ANAR del Adulto y la Familia 600 50 51 52.

Consejos preventivos para padres ante la ideación suicida de sus hijos/as

Consejos

Consejos preventivos para padres ante la ideación suicida de sus hijos/as

22 diciembre 2021
Consejos
Consejos preventivos para padres ante la ideación suicida de sus hijos/as

¿CÓMO DETECTAR UNA IDEACIÓN SUICIDA EN ADOLESCENTES?

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), el suicidio es la segunda causa de muerte entre adolescentes.

No todos/as los/as adolescentes llegan a tener una ideación suicida pero si se da el caso, es bueno tener en cuenta determinadas cuestiones. Y es por eso que queremos ayudar a los padres a identificar determinados comportamientos o señales que puedan indicar que están pasando por un momento difícil y pueden estar teniendo ideación suicida.

Queremos resaltar que no sólo por tener uno de estos comportamientos hay que pensar que el/la adolescente está teniendo ideación suicida, se tienen que dar un conjunto de comportamientos no habituales en él/ella. Tales como:

  • Cambios de conducta y de carácter:

Aunque en el/la adolescentes los altibajos emocionales y del estado de ánimo son normales, cuando hay una ideación suicida estos cambios son mucho más llamativos y distintos a su forma de ser habitual. Así mismo hay que estar atentos ante el consumo de drogas, querer “cerrar temas”, hacer cartas de despedida…

  • Aislamiento social prolongado: 

No hablamos aquí del “típico” aislamiento del/la adolescente buscando la intimidad de su dormitorio como algo necesario y habitual en esta etapa, sino del aislamiento en el que no sólo no quiere comunicarse con vosotros, sus padres, sino que tampoco quiere hacerlo con su grupo de iguales.

  • Tristeza: 

Si vuestro/a hijo está más triste de lo normal, tiene una visión del mundo o de sí mismo negativa y tiene una perspectiva muy pesimista respecto a su futuro.

  • Problemas de rendimiento y absentismo: 

Si está teniendo cambios significativos en cuanto a la concentración a la hora de hacer sus tareas escolares y ha bajado su rendimiento o habéis tenido conocimiento de que se salta clases.

  • Autolesiones o intentos previos de suicidio:

Si os habéis enterado o habéis visto que vuestro/a hijo/a se autolesiona. Las autolesiones son comportamientos que emplean algunos/as adolescentes con el fin de poder dar salida a un malestar emocional que no saben cómo manejar. Los intentos previos también deben tomarse en cuenta.

  • Si vuestro/a hijo/a se comporta de forma impulsiva y/o agresiva en su forma de actuar:

Aunque, por regla general, los/as adolescentes tienden a la impulsividad y no a la reflexión, cuanto más impulsivo/a sea un/a adolescente en su conducta habitual, más posibilidades hay de este tipo de planteamientos suicidas.

autolesion ideación suicida adolescentes

CONSEJOS PARA PREVENIR UNA IDEACIÓN SUICIDA

Por tanto, y ante todo lo anteriormente expuesto, queremos aportaros algunos consejos para actuar ante la ideación suicida de vuestro/a hijo/a adolescente o para prevenirla:

  • Siempre hay que hacer caso y darle importancia si os verbaliza o descubrís que vuestro/a hijo/a tiene una ideación suicida: 

Es muy importante que ante una ideación suicida o signos de que pudiera haberla, no lo toméis a la ligera o penséis que “son cosas de adolescentes y que ya se le pasará”, ni tampoco reprendáis, ni os enfadéis puesto que su intención no es desafiar.  Tener en cuenta que en este tipo de problemas la detección precoz puede evitar graves consecuencias.

  • Validar sus emociones:

Es necesario que dejéis que se exprese emocionalmente como necesite y que vosotros le deis una respuesta empática y comprensiva. No confrontar con la idea, ni minimizar la situación o el sentimiento. Acompañarle, acogerle y contenerle en estos momentos porque, aunque no lo exprese, necesita que le transmitáis seguridad.

  • Evitar momento de tensión familiar: 

En estos momentos, vuestro/a hijo/a necesita poder estar en un ambiente que le devuelva la estabilidad y tranquilidad que él mismo no tiene. Intentar  evitar peleas familiares o momentos de tensión que puedan afianzarle la idea negativa del mundo que le rodea.

  • Tratar de comunicaros con vuestro/a hijo/a para encontrar las causas de esa ideación: 

Buscar momentos de tranquilidad para hablar con vuestro/a hijo/a desde la serenidad y haciéndole ver que entendéis que está pasándolo mal y que vais a estar ahí siempre que os necesite. Prestadle atención pero no le interroguéis desde vuestra angustia. Tener presente que detrás de una ideación suicida hay otro problema que hay que solucionar.

  • Enseñarle la temporalidad de las situaciones: 

Enseñarle que nada es para siempre y que los problemas tienen solución pero que hay que buscarla en el lugar y la forma adecuados. Si para ello, hay que pedir ayuda, no pasa nada. Es de personas inteligentes pedir ayuda cuando se necesita.

  • Compartir los problemas nos ayuda a solucionarlos: 

Los/as adolescentes tienden a pensar que lo que están viviendo no le sucede a nadie más, que nadie les puede comprender y se aíslan. Enseñarle que hablar de nuestros problemas nos aporta posibles soluciones que nosotros no habríamos descubierto solos.

  • Si vuestro hijo pasa mucho tiempo «enganchado» a las redes: 

Es necesario que tratéis reducir el tiempo negociando con ella/el, no prohibir. Tenéis que saber que estar en contacto con páginas en las que aparecen chicos/as que han intentado el suicidio como manera de solucionar problemas, es perjudicial y puede aumentar la probabilidad de que lo haga.

  • Si está aislado socialmente de forma prologada: 

Fomentar la práctica de aficiones saludables que puedan realizarse en grupo (deporte, música, cine etc.). Cuando los/as hijos/as llegan a la adolescencia, los padres pensamos que ya no nos necesitan tanto y tendemos a dejar de “acercarnos” a ellos/as. Sin embargo, ellos/as necesitan saberse queridos y aceptados por eso importa expresarles que su compañía os agrada y proponerle hacer cosas en común. Esto influirá en una sana autoestima.

  • Tratar que esté acompañado/a el mayor tiempo posible: 

Si habéis descubierto señales o comportamientos que indican claramente una posible ideación suicida, tratar que vuestro/a hijo/a esté acompañado y quitar de su alcance cualquier medio lesivo (objeto punzante, medicamentos, etc.) y preservarle de situaciones en la que pueda hacerse daño. Si es necesario, llame o acuda al servicio de Emergencias.

  • Buscar ayuda psicológica: 

Los padres no podemos hacer de psicólogos con nuestros  hijos, buscar ayuda profesional. Cuando las situaciones nos desbordan o no sabemos cómo solucionarlas, hay que buscar ayuda experta. También es bueno buscarla para vosotros como padres, porque es posible que las emociones derivadas de las circunstancias os superen y os afecten personalmente no dejando que veáis con claridad lo que está sucediendo. De esta manera es difícil poder ayudar bien a vuestro hijo/a.

PÍDENOS AYUDA SI LA NECESITAS

Si a lo largo de todo este proceso, te surgen dudas sobre cómo actuar, puedes comunicarte con nosotros.

Ayúdanos a que tu hijo/a conozca el Teléfono ANAR de Ayuda a Niños y Adolescentes 900 20 20 10. Está atendido por psicólogos, apoyados por trabajadores sociales y abogados. Atendemos las 24 horas, todos los días del año. Es una línea segura: anónima, confidencial y gratuita.

Tú como adulto, también puedes encontrar asesoramiento psicológico, social y jurídico en el Teléfono ANAR del Adulto y la Familia 600 50 51 52.

ENTREVISTAS ANAR

Diana Díaz, directora del Teléfono ANAR, nos cuenta las claves más importantes a tener en cuenta ante las autolesiones y la ideación suicida en adolescentes ¿Cómo detectarlo? ¿Por qué lo hacen? ¿Qué puedo hacer ante esta situación?

Si te ha resultado útil este contenido, te pedimos que colabores con ANAR. Con tu apoyo, podremos seguir atendiendo cada día más de 1.200 llamadas de niños, niñas y adolescentes a través de las Líneas de Ayuda ANAR. 

Consejos para la época de exámenes

Consejos

Consejos para la época de exámenes

22 diciembre 2021
Consejos
Consejos para la época de exámenes

Sabemos que muchas veces te has preparado muy bien un examen, y sin embargo los nervios te han jugado una mala pasada y hacen que lo suspendas. ¡Qué rabia da! Desde ANAR te vamos a ofrecer diez consejos para que no te vuelva a ocurrir.

Los exámenes son sólo una forma de poder transmitir lo aprendido. Lo importante es adquirir el conocimiento, pues una vez que lo has hecho, vas a poder plasmarlo si sigues estos breves consejos:

ANTES DEL EXAMEN:

  • Trabaja diariamente

Para evitar acumular materia y resuelve cada día las dudas que tengas con otros. Planifica el estudio y programa los contenidos que vas a estudiar cada día dejándote dos o tres días de comodín, en previsión de que no puedas cumplir el tiempo estimado. Recuerda que cada hora y media o dos horas debes hacer un descanso, y que en la programación es necesario dejar siempre tiempo para el ocio.

  • Estudia en un lugar cómodo y ordenado

Dedícale también un tiempo a ordenar los apuntes y clasificarlos, eso te organizará la mente y te ayudará a potenciar la memoria.

  • Construye el conocimiento. 

Transforma el aprendizaje memorístico que no te servirá de nada en aprendizaje significativo, activo. Juega con los contenidos, discute con el texto, interpélalo, trata de visualizar en imágenes lo aprendido, subraya, haz tus propios esquemas y resúmenes, sobre todo hazte preguntas a ti mismo/a y trata de explicarte el tema como si tuvieras que enseñar a otro.

  • Estudia un tema nuevo apoyándote en el anterior

No hace falta que lo repases entero de nuevo, pero sí debes buscar las relaciones entre el anterior y el actual.

  • Estudia en una situación lo más similar a la del examen

Si el examen va a ser verbal estudia en voz alta, si va a ser tipo test estudia haciéndote preguntas con varias opciones de respuesta etc. Realiza simulacros de examen.

  • Descansa

Es importante que descanses bien la noche anterior al examen y duerme al menos 8 horas para potenciar la memoria a largo plazo.

  • Evita hablar con otros antes del examen

Eso sólo servirá para ponerte nervioso/a y para dudar de lo que sabes.

EN EL EXAMEN:

  • Distribuye el tiempo que tienes

Lee primero todas las preguntas y comienza por aquellas que sepas la respuesta con seguridad. Si hay algunas que no tienes claro dedícale más tiempo a la que supongan mayor puntuación. No olvides dejar unos minutos para repasar. Y si te falta tiempo para responder a alguna cuestión escribe las ideas básicas en un breve resumen para demostrar que conoces la respuesta.

  • Busca la palabra clave que te indica qué hacer

Resume, desarrolla, define, calcula, expón las ideas principales etcétera. No es lo mismo un resumen que un desarrollo. ¡Y cuida la ortografía y la limpieza!

DESPUÉS DEL EXAMEN:

Si has obtenido los resultados esperados, ¡ENHORABUENA!

Es importante que valores el esfuerzo que has realizado y te felicites por ello. Si no ha sido así y has sacado una calificación menor de la que esperabas, no te rindas. Busca en qué has fallado para que te sirva en próximos exámenes y de esta manera irás aprendiendo poco a poco. De los errores, también se aprende.

FIRMA NUESTRA PETICIÓN CONTRA EL BULLYING

Desde Fundación ANAR pedimos al Gobierno y las Administraciones Públicas que tramiten de urgencia una Ley Integral contra la Violencia a la Infancia y la Adolescencia que proteja a los menores de edad frente a todo tipo de violencia, incluido el acoso escolar. Puedes firmar haciendo clic aquí.

PÍDENOS AYUDA SI LA NECESITAS

Ayúdanos a que tu hijo/a conozca el Teléfono ANAR de Ayuda a Niños y Adolescentes 900 20 20 10. Está atendido por psicólogos, apoyados por trabajadores sociales y abogados. Atendemos las 24 horas, todos los días del año. Es una línea segura: anónima, confidencial y gratuita.

Tú como adulto, también puedes encontrar asesoramiento psicológico, social y jurídico en el Teléfono ANAR del Adulto y la Familia 600 50 51 52.

Consejos ANAR para la vuelta al cole

Consejos

Consejos ANAR para la vuelta al cole

22 diciembre 2021
Consejos
Consejos ANAR para la vuelta al cole

Algunas de las consultas que nos hacen en el Teléfono ANAR del Adulto y la Familia (600 50 51 52)  en esta época del año, hacen referencia a la vuelta al cole, y las preocupaciones derivadas en los niños y adolescentes y sus padres. Es tiempo de retomar obligaciones y rutinas pero no olvidemos que la  vuelta al colegio puede ser un momento positivo, de reencuentros e ilusiones renovadas.

Aquí tenéis unos consejos que os pueden servir de ayuda para afrontar con éxito la vuelta al cole de vuestro hijo/a:

  • Facilita una visión optimista de este nuevo periodo

El colegio es un lugar donde tu hijo/a puede relacionarse y divertirse con sus compañeros,  además de aprender y desarrollarse a todos los niveles como persona.

  • El camino al colegio

Será un momento donde hablaremos de diferentes temas, con alegría y tranquilidad. Evita las prisas y las presiones.

  • Cuida el momento de la despedida especialmente los primeros días

Intentando que sea breve y cariñoso. No prolongues la situación y actúa con serenidad. Tu hijo se queda en un entorno seguro, con personas que podrán cuidar le y así tiene que sentirlo.

  • En la guardería hay que preparar al niño mediante un periodo de adaptación

En este periodo, uno de los padres (o familiar cercano) pasará un tiempo en el centro junto con el niño y los educadores. Es recomendable que tu hijo/a lleve consigo un objeto que le resulte familiar, que actuará como “elemento de transición” y le dará seguridad.

  • Cuando salga del colegio

No te agarres a tu hijo/a “como un clavo ardiendo”. Más bien mantente cariñoso, sereno y pregúntale qué tal le fue el día; lo más agradable, y si llega el caso, posibles dificultades… esto servirá para generar espacios de confianza donde compartes con tu hijo/a sus anécdotas, además de mostrarte como un apoyo si lo necesita.

  • Ayúdale en sus nuevas rutinas

De estudios y de horarios para levantarse y acostarse en los días previos al inicio del curso. Al igual que en los adultos, las rutinas hacen que se asimilen más fácilmente las nuevas situaciones.

  • Respeta momentos de ocio para tu hijo/a

Además del tiempo para sus tareas escolares y disciplina, es necesario que mantenga sus espacios para jugar, divertirse y relacionarse con otros niños/as. Las actividades en familia también son enriquecedoras, incluso como premio por un esfuerzo realizado.

  • Consensúa reglas y normas

Para el uso de Internet, televisión, consola…. teniendo en cuenta su edad. Durante vacaciones nos hemos relajado un poco más y este es momento de replantearlo y utilizarlo como refuerzo para premiar la realización de la tarea.

  • Prepara un espacio para el estudio y selecciona el material escolar

Elige con tu hijo/a un lugar bien acondicionado, ordenado y cómodo, donde no haya demasiadas distracciones. Es útil que los días previos podáis escoger y preparar juntos el material escolar, respetando sus gustos y preferencias. Este sencillo gesto le ilusionará.

  • Mantén la vía del diálogo abierta con sus profesores

Procura tener una actitud conciliadora y flexible ante sugerencias en beneficio de tu hijo/a. Esto facilitará que se muestren receptivos cuando necesitemos contar con su ayuda. Si no estás de acuerdo con alguna medida adoptada desde el centro con respecto a tu hijo/a, trata primero de obtener toda la información y nunca manifiestes tu queja delante de tu hijo/a. Hay que preservar siempre la autoridad de los profesores.

FIRMA NUESTRA PETICIÓN CONTRA EL BULLYING

Desde Fundación ANAR pedimos al Gobierno y las Administraciones Públicas que tramiten de urgencia una Ley Integral contra la Violencia a la Infancia y la Adolescencia que proteja a los menores de edad frente a todo tipo de violencia, incluido el acoso escolar. Puedes firmar haciendo clic aquí.

PÍDENOS AYUDA SI LA NECESITAS

Ayúdanos a que tu hijo/a conozca el Teléfono ANAR de Ayuda a Niños y Adolescentes 900 20 20 10. Está atendido por psicólogos, apoyados por trabajadores sociales y abogados. Atendemos las 24 horas, todos los días del año. Es una línea segura: anónima, confidencial y gratuita.


Tú como adulto, también puedes encontrar asesoramiento psicológico, social y jurídico en el Teléfono ANAR del Adulto y la Familia 600 50 51 52.

Consejos ANAR para hacer regalos navideños

Consejos

Consejos ANAR para hacer regalos navideños

22 diciembre 2021
Consejos
Consejos ANAR para hacer regalos navideños

Se acercan las fechas navideñas y con ellas la preocupación de acertar con el juguete adecuado y hacer felices a los más pequeños.  A continuación encontrareis algunos consejos.

  • ¿Qué necesita?

Los niños/as no necesitan todos los juguetes que piden, por tanto no hay que satisfacer inmediatamente todos sus deseos. Es conveniente ayudarles a  reflexionar sobre lo que realmente quieren y qué es lo que desde la publicidad se ofrece.

Si escuchamos qué le ha motivado a demandar cada uno de los juguetes descubriremos que a veces detrás de un pedido no está el interés por el juguete en concreto, sino tener lo mismo que el resto de compañeros para no sentirse excluido.

Es necesario darles tiempo para pensar. Esto les ayuda también a mejorar su autocontrol sobre los impulsos de “lo quiero todo, y ahora”. Hacerles conscientes de que no pueden conseguir todo lo que desean les ayudará a desarrollar la capacidad de frustrarse y facilitará  las relaciones con sus iguales.

  • ¿Qué intereses le corresponden a su etapa evolutiva?

Cada etapa evolutiva tiene sus propios intereses y conviene consultar antes de comprar en qué momento vital se encuentra nuestro hijo y qué curiosidad necesita satisfacer en este momento.

  • ¿Es adecuado?

Hay que consultar el material con el que se han fabricado, si contiene piezas pequeñas o no, si dispone de todos los elementos que vienen anunciados, etc.

  • Lo importante es la seguridad

Hay que mirar el etiquetado y comprobar que cumpla todas las normas de seguridad. Las imprescindibles son:

  • El símbolo CE (Comunidad Europea). Es colocado por el fabricante o el importador, y nos informa que el juguete cumple con los requisitos de seguridad de la legislación vigente.
  • La edad para la que el fabricante considera que es adecuado. Es necesario comprobar aquellos juguetes que no son recomendados para niños de 0 a 3 años.  Esta limitación se debe a que contiene piezas pequeñas que pueden ser ingeridas o inhaladas.

Otro código que es importante conocer es el Código Pegi que versa sobre la clasificación por edades, la promoción y publicidad de productos interactivos. Refleja el compromiso de proporcionar información a los consumidores de una manera responsable.

  • Lo importante es que el juguete le permita compartir el juego con otros niños

Lo que más satisface a un niño es jugar con sus iguales. Es importante que el juguete facilite un juego común, que pueda ser manipulable y se pueda compartir, que no se rompa fácilmente y pueda ser sometido a la curiosidad que necesita el niño.

No olvides educar en solidaridad. Estas son fechas muy especiales que nos pueden ayudar a educar en valores, respeto por las diferencias, empatía, generosidad…

  •  ¿Qué quiero potenciar en mi hijo?

Antes de comprar un juguete debemos encontrar la respuesta a esta pregunta. Si me interesa que además de jugar aprenda, elegiremos juguetes educativos; si necesitamos que fomente la paciencia puede ser adecuado un rompecabezas;  si queremos que desarrolle la creatividad, juguetes de manualidades…

Recuerda que favorecer la creatividad, inventando juegos y actividades de ocio que no supongan coste económico es muy importante.  Ayudarás a fomentar la imaginación de tus hijos y potenciarás su capacidad para crear.

  • ¿Qué valor transmite el juguete?

Algunos juguetes pueden ser sexistas,  fomentar la agresividad etcétera. Pero recuerda que ningún juguete por sí mismo es determinante en el uso que le vaya a dar el niño. Una buena compañía siempre permite al niño dar una correcta utilización al juguete.

Estereotipos niño-niña. A veces nos obsesionamos con que un juguete es adecuado para niños y otros para niñas, pero eso es una construcción conceptual de los adultos. Los niños disfrutan indistintamente, así es que si tu hijo te pide algo que pareciera no ir relacionado con su género, no se lo niegues. Elegir en igualdad es prevenir la violencia de género.

  • ¡Un palo, un palo, un palo, gracias un palo!

De todos es conocido este anuncio, que no pasa desapercibido por la realidad que representa. A veces nos obsesionamos con regalos caros olvidándonos de que el interés de los niños no es el valor del juguete, sino las oportunidades que éste ofrezca de manipular, crear, fantasear, compartir…

  • El mejor regalo es nuestro tiempo

A nuestros hijos les encanta poder compartir la ilusión, el entusiasmo y el descubrimiento del nuevo juguete en compañía. Guarda algún momento del día para compartirlo con tu hijo y no sustituyas la falta de tiempo que a veces les dedicamos debido al trabajo con regalos o satisfacciones de caprichos.

La Navidad es un tiempo para disfrutar de la familia, de los amigos, para estar  juntos. Piensa en actividades que se puedan compartir con los hijos que no tengan coste y hazles ver la satisfacción que también a los padres nos produce este tipo de actividad.

Las actividades alternativas al consumo como el deporte, el contacto con la naturaleza, las reuniones familiares y amigos/as o actividades que conllevan un consumo cultural como cuenta-cuentos, talleres, cine, son las preferidas por los más pequeños.

Hablar sobre el consumo con nuestros hijos es importante. Reflexionar sobre lo que cuesta conseguir el dinero para comprar cosas, relacionar el consumo responsable con el respeto al medio ambiente, diferenciar entre el ser y el tener para promover todo lo que tiene que ver con su personalidad y con su identidad personal…

Dejarles clara nuestra postura para permitirles que tomen sus propias decisiones con un criterio racional.

¡Y RECUERDA, UNA CLAVE QUE NUNCA FALLA! Lo importante es planificar las compras y saber qué quieres adquirir y tener claro el porqué antes de entrar en el establecimiento

PÍDENOS AYUDA SI LA NECESITAS

Ayúdanos a que tu hijo/a conozca el Teléfono ANAR de Ayuda a Niños y Adolescentes 900 20 20 10. Está atendido por psicólogos, apoyados por trabajadores sociales y abogados. Atendemos las 24 horas, todos los días del año. Es una línea segura: anónima, confidencial y gratuita.

Tú como adulto, también puedes encontrar asesoramiento psicológico, social y jurídico en el Teléfono ANAR del Adulto y la Familia 600 50 51 52.

Consejos ANAR sobre seguridad en internet para padres

Consejos

Consejos ANAR sobre seguridad en internet para padres

22 diciembre 2021
Consejos
Consejos ANAR sobre seguridad en internet para padres

Como padres de adolescentes nos preocupan los peligros de las redes sociales. Mientras nuestros hijos son unos nativos digitales, nosotros prácticamente acabamos de llegar al mundo de las nuevas tecnologías, somos unos inmigrantes digitales.

A veces estamos desorientados, perdidos, no sabemos cómo protegerles y tendemos a prohibir. Debemos entender que las redes sociales se han convertido en un escenario de socialización muy importante para nuestros hijos, en el que desarrollan muchas habilidades y aprenden a relacionarse con los demás. Es importante conocer cómo funciona Internet, las redes sociales y los peligros que se pueden encontrar para crear un espacio seguro donde nuestros hijos puedan fomentar capacidades que le permitan establecer vínculos con sus iguales.

Hablar con ellos, aconsejarles, educar en el respeto y advertir de los riesgos son la clave para que éstos puedan navegar con tranquilidad.

Aquí os dejamos algunas cuestiones que debéis conocer:

  • Conecta con tus hijos

El mundo cibernético es un espacio que al igual que el real requiere de un acompañamiento por parte de los padres. Nos preocupamos y ocupamos de que nuestros hijos salgan con los amigos en un escenario seguro y saludable. Nuestros hijos necesitan ese mismo cuidado en el mundo de las nuevas tecnologías. Como adultos responsables debemos conocer Internet y hablar con nuestros hijos sobre la seguridad en la red.

  • Con wi-fi hasta en la nevera.

Hoy en día son muchos los dispositivos que utilizan nuestros hijos: teléfonos móviles inteligentes (smartphones), tablets, ordenadores, portátiles y consolas. Todos ellos tienen conexión a internet y deben estar protegidos. Instala un sistema de filtro, bloqueo y software de control apropiado para su edad en todos los dispositivos habilitados para Internet.

  • ¿Sabemos con quién se relacionan nuestros hijos?

Como padres nos interesa conocer con quiénes salen nuestros hijos, qué tipo de compañía tienen, etcétera. En la mayoría de casos conocemos sus amistades personalmente, pero los adolescentes se relacionan además con un alto porcentaje de amigos a través de la red. Es necesario que nos mantengamos involucrados en el mundo on-line de nuestros hijos/as, interesándonos por los sitios webs que visitan y las personas con las que se comunican. Es necesario establecer normas y límites en el uso de las nuevas tecnologías, por ejemplo: en qué momentos del día pueden utilizarlas, cuánto tiempo pueden estar conectados, qué uso hacer de ellas etcétera.

  • ¡Ponte al día!

Internet está en un proceso de cambio constante. Cada día salen al mercado nuevas aplicaciones, nuevas redes sociales, nuevos espacios y sitios de internet etcétera. Es necesario que los padres nos familiaricemos con los que utilizan nuestros hijos, sepamos cómo funcionan, por qué le interesan y si son adecuadas para su edad.

  • Privacidad

Para prevenirles de peligros y situaciones difíciles, una de las normas de oro que siempre debemos darles es que nunca deben dar información personal en línea. Por ejemplo, información detallada sobre su ubicación actual, domicilio, número de teléfono, cuentas bancarias, fotos familiares, etc. Mantener nuestra privacidad y seguridad es indispensable para relacionarnos en un entorno seguro.

  • En Internet no todo el mundo es quien dice ser

Para cuidar a nuestros hijos debemos explicarles que únicamente deben aceptar solicitudes de amistad de personas a las que realmente conozcan. Nunca han de quedar con alguien que hayan conocido a través de internet sin hablar primero con nosotros.

  • Violencia de Género 2.0.

Las formas de control se adaptan a las nuevas tecnologías. Los adolescentes que ejercen violencia de género ven en las redes sociales un riesgo de perder el dominio sobre sus parejas, por ello utilizan las nuevas tecnologías como medio para seguir ejerciendo control, poder, amenazas y malos tratos. Por ejemplo: limitar los amigos que la pareja tiene en el Tuenti o en el whatsApp, utilizar fotos comprometidas como modo de extorsión para que su pareja no rompa la relación, usar aplicaciones que permiten detectar su ubicación exacta en cada momento etcétera. Nuestros hijos necesitan que les ayudemos a discriminar las relaciones saludables de otras que son dañinas, por eso debemos aconsejarles que no compartan con sus parejas las contraseñas y que no permitan que se ejerza un control sobre sus contactos.

  • ¿Qué comparten en la red?

A veces los adolescentes no son conscientes de las consecuencias que puede tener publicar material inapropiado en la red. Es necesario que se sientan acompañados y ayudados en una toma de decisiones responsable y segura en cuanto a las publicaciones que realizan. En ocasiones necesitan discriminar qué contenido y en qué situación puede traer aparejadas consecuencias negativas. Debemos ayudarles a pensar qué cosas pueden compartir y cuáles entrañan un peligro porque puede hacerse un uso indebido, malinterpretarse o sacarse de contexto. Es necesario que tomen conciencia de que lo que se publica en la red deja de pertenecerles y pierden el control sobre ello.

  • Sexting, grooming, y demás peligros en la red.

Como padres y adultos de referencia importantes para ellos, debemos estar informados sobre los posibles peligros a los que se puedan enfrentar nuestros hijos (por ejemplo, acoso cibernético, sexting, grooming, etc.) y hablar esto con ellos. En el caso de que se encuentren inmersos en alguna de estas situaciones se le deberá advertir que no borre nada para posibilitar que pueda ser investigado posteriormente. Las redes sociales tienen un botón de denuncia, además de acudir al organismo pertinente. Debemos advertir a nuestros hijos que ante la menor duda de que estén siendo acosados no sigan respondiendo a los mensajes y bloqueen a dicha persona para que no se ponga en contacto de nuevo.

PÍDENOS AYUDA SI LA NECESITAS

Ayúdanos a que tu hijo/a conozca el Teléfono ANAR de Ayuda a Niños y Adolescentes 900 20 20 10. Está atendido por psicólogos, apoyados por trabajadores sociales y abogados. Atendemos las 24 horas, todos los días del año. Es una línea segura: anónima, confidencial y gratuita.

Tú como adulto, también puedes encontrar asesoramiento psicológico, social y jurídico en el Teléfono ANAR del Adulto y la Familia 600 50 51 52.

Consejos ANAR a los padres para evitar la adicción a las nuevas tecnologías en los/as hijos/as

Consejos

Consejos anar a los padres para evitar la adicción a las nuevas tecnologías en los/as hijos/as

22 diciembre 2021
Consejos
Consejos ANAR a los padres para evitar la adicción a las nuevas tecnologías en los/as hijos/as

Cómo evitar la adicción a las nuevas tecnologías en los/as hijos/as

En los últimos tiempos, las nuevas tecnologías han revolucionado las comunicaciones, el trabajo y también las relaciones. A diario, y a través de todo tipo de dispositivos, podemos  buscar información, conectarnos con personas conocidas o desconocidas, mantener conversaciones a distancia…

La vida de los menores de edad también está estrechamente ligada al uso de estas tecnologías, que tienen aspectos muy positivos para ellos, pero que es importante que aprendan a controlar y usar en su beneficio.

Para ello, los profesionales de la Fundación ANAR han elaborado una serie de consejos que ayudarán a evitar que los niños y adolescentes se “enganchen” a las Nuevas Tecnologías y, por el contrario, las utilicen de forma constructiva.

  • Recíclate

Quedarse atrás, es quedarse fuera sin ofrecer el control y la seguridad que vuestros hijos necesitan.  Es importante que estéis al día de los avances que ofrecen las tecnologías para así poder saber en qué mundo se están moviendo vuestros/as hijos/as y poder acompañarles y ayudarles a utilizarlas con sentido.

  • No les dejes solos

Para los más pequeños (10-13 años) que empiezan a familiarizarse con las tecnologías, es fundamental que las utilicen en un lugar común de la casa para que podáis ejercer el control necesario sobre el tiempo y supervisar personalmente los contenidos que utilizan.

  • Reglas, normas, acuerdos…

Para los adolescentes. Para evitar un uso excesivo e inapropiado, estableced junto a vuestros hijos reglas consensuadas para utilizar la tecnología a su alcance.

  • Ofrécele otras oportunidades

No se les puede quitar el ordenador o el móvil y dejarles sin otras posibilidades de ocio en su tiempo libre. Así, es interesante que les enseñéis la importancia de relacionarse con sus iguales en persona, realizar actividades deportivas en grupo, lo atractivo de la lectura… Además, el tiempo que se pasa en familia planeando actividades, visitando familiares o amigos y acudiendo a lugares nuevos, les enseñará lo positivo del contacto personal y el uso alternativo del ocio saludable. Dedicadles una parte importante de vuestro  tiempo y, procurad que sea de calidad.

  • Dales ejemplo

Para que vuestros/as hijos/as aprendan los mensajes que les dais, es necesario que seáis ejemplo para ellos/as. Si les estáis diciendo que no es bueno pasar muchas horas conectados a juegos de ordenador o chateando, no lo hagáis vosotros.

  • Navega, chatea y juega con tus hijos 

Hacerlo es importante para que sepáis cuáles son sus gustos y evitéis que utilicen juegos o información inadecuada para su edad y etapa de crecimiento. Tened en cuenta la posibilidad de establecer filtros para que no puedan acceder a todo tipo de páginas y contenidos.

  • Enséñale a querer y aceptarse como es 

Fomentad en vuestros hijos/as desde pequeños/as una autoestima saludable. Esto les ayudará a aceptarse tal como son y relacionarse con los/as demás con seguridad. Así no buscarán “refugiarse” detrás de una imagen ficticia que inventarán en las Redes Sociales.

  • Enséñale a organizar su tiempo 

Necesitan de vuestra orientación y acompañamiento para adquirir el hábito de estudio, trabajo y responsabilidad adecuada para llegar a convertirse en adultos independientes y responsables en el futuro. De esta manera, también tendrán aspectos importantes en su vida de los que ocuparse además de estar “conectados”.  Enseñadles a ser cuidadosos con sus horas de sueño, sin interrupciones.

  • ¡Sepárales del móvil! 

No sólo en clase deben respetar la norma escolar de no usar el móvil, también durante los tiempos de estudio. Además, no caigáis en el error de utilizar la tecnología para tenerles entretenidos. El uso debe ser con una finalidad concreta, no para rellenar tiempo o como “guardería”. Es muy importante entender que la adicción a las Nuevas Tecnologías está claramente reforzada por el tiempo que pasan utilizándolas.

  • Transmítele información sobre protección y riesgos para ayudarles a que ellos utilicen su pensamiento crítico 

Es útil explicar el peligro de  entrar en contacto con gente que no han conocido en persona, la importancia de evitar entrar a cualquier tipo de manipulación a través de Internet, aprender a desconfiar de muchos de los contenidos publicados, el riesgo de facilitar información personal….y lo más importante: si tienen algún problema, que puedan hablar con vosotros, porque estaréis dispuestos a ayudarles  siempre.

PÍDENOS AYUDA SI LA NECESITAS

Ayúdanos a que tu hijo/a conozca el Teléfono ANAR de Ayuda a Niños y Adolescentes 900 20 20 10. Está atendido por psicólogos, apoyados por trabajadores sociales y abogados. Atendemos las 24 horas, todos los días del año. Es una línea segura: anónima, confidencial y gratuita.

Tú como adulto, también puedes encontrar asesoramiento psicológico, social y jurídico en el Teléfono ANAR del Adulto y la Familia 600 50 51 52.

10 consejos para prevenir el bullying

Consejos

10 consejos para prevenir el bullying

22 diciembre 2021
Consejos
10 consejos para prevenir el bullying

10 pautas para padres para prevenir el acoso escolar

Nos referimos a acoso escolar cuando hablamos de situaciones basadas en la “desigualdad” entre el agresor y la víctima, en la que se establece una relación dominio-sumisión y podemos describirlo como: acciones, o conductas donde uno o más alumnos insultan, difaman, amenazan, chantajean, difunden rumores, pegan, roban, rompen cosas, ignoran o aíslan a otros de manera sistemática y prolongada en el tiempo. Estos actos producen en quien los sufre sentimientos de indefensión e inferioridad.

Para ello, te proponemos los siguientes consejos para prevenir y detectar a tiempo el acoso escolar:

  • Permanece atento a las señales de alerta:

Si tu hijo/a está sufriendo acoso escolar es posible que evita ir a clase, está más nervioso o retraído, presenta síntomas psicosomáticos (dolor de tripa, cefaleas, vómitos, insomnio…), su material escolar desaparece con frecuencia, si pierde el interés por los estudios o el rendimiento baja súbitamente.

  • Mantén la calma:

Habla con él/ella sobre sus preocupaciones y sobre su vida en el día a día en el colegio, transmitiéndole tranquilidad. Si no actuamos serenamente los niños no se atreven a contar sus problemas por miedo a nuestra reacción y por evitar angustiarnos, y por tanto no podremos ayudarles.

  • Habla con tu hijo/a sobre cómo resolver sus problemas:

Ponle algún ejemplo de tus dificultades y cómo has sabido resolverlas. Con ello, le estás demostrando dos importantes lecciones: que todos tenemos problemas, que no estamos solos y que necesitamos contarlo para buscar soluciones.

  • Fomenta su autoestima:

El valor que tiene ser único y transmítele que sus diferencias le hacen singular. Esfuérzate para que tu hijo se sienta muy valorado y querido, que tenga una visión sana de sí mismo/a y acepte sus defectos de manera realista.

  • Ponte en contacto con el centro escolar e infórmales de la situación:

Los centros escolares están obligados a implicarse y tomar medidas, deben actuar también ante casos de Ciberbullying aunque el acoso ocurra fuera del centro. Puedes pedir una reunión con el tutor/a de tu hijo/a para contarle la situación. Pondrán en marcha un protocolo de actuación en el que intervendrán: el tutor/a, orientador/a jefatura de estudios y dirección, para proteger a tu hijo/a ayudarle, fomentar relaciones sociales sanas y de igualdad, así como para trabajar con el alumno/a que esté acosando. Si el acoso está teniendo lugar a través de las Nuevas Tecnologías, existen grupos especializados de la Policía y Guardia Civil a los que se puede acudir para denunciar la situación.

  • Solicita al centro escolar que impartan formación sobre el acoso escolar y el ciberacoso, así como sobre la gestión de las emociones y resolución de conflictos:

Los centros que llevan a cabo este tipo de actividades, además de enseñar herramientas básicas para la vida, identifican situaciones que aún pueden prevenirse.

  • Ayúdale tú también a poner en palabras sus emociones:

Cuando tu hijo/a esté triste, se enfade o esté frustrado, conecta con su emoción y enséñale a entender y superar su malestar.

  • Enséñale que existen límites:

Que no se pueden traspasar, ni en casa, ni fuera de ella y que los actos violentos tienen consecuencias para quien los hace. Asegúrate que tiene clara la diferencia entre “ser popular” (por ser agresivo o acosador) y ser aceptado y querido por los demás por su forma sana de relacionarse.

  • Indica a tu hijo/a que si existe una situación de violencia en el centro escolar, ha de ser solidario:

No defender a un compañero y acallar la situación, también implica formar parte del juego del acoso escolar y fortalecer la posición de poder del agresor. “Si te callas, ante el acoso a otro compañero, te conviertes en cómplice y en agresor pasivo”. Ayúdale a ser empático/a : “ponerse en el lugar de la víctima”. Reflexiona con tu hijo/a ¿Si alguien te acosara, cómo te sentirías.

  • Si tu hijo/a muestra actitudes violentas para conseguir algún fin, corrígele:

No dejes que esta sea la manera en que logra sus objetivos, y muéstrale también a través de tu ejemplo como padre/madre, que las metas se alcanzan sin necesidad de ser violentos. Aprender a respetar a los demás es básico en cualquier relación de convivencia.

FIRMA NUESTRA PETICIÓN CONTRA EL BULLYING

Desde Fundación ANAR pedimos al Gobierno y las Administraciones Públicas que tramiten de urgencia una Ley Integral contra la Violencia a la Infancia y la Adolescencia que proteja a los menores de edad frente a todo tipo de violencia, incluido el acoso escolar. Puedes firmar haciendo clic aquí.

PÍDENOS AYUDA SI LA NECESITAS

Ayúdanos a que tu hijo/a conozca el Teléfono ANAR de Ayuda a Niños y Adolescentes 900 20 20 10. Está atendido por psicólogos, apoyados por trabajadores sociales y abogados. Atendemos las 24 horas, todos los días del año. Es una línea segura: anónima, confidencial y gratuita.

Tú como adulto, también puedes encontrar asesoramiento psicológico, social y jurídico en el Teléfono ANAR del Adulto y la Familia 600 50 51 52.