GUÍA SOBRE BULLYING O ACOSO ESCOLAR PARA PROFESIONALES

Hablamos de Acoso Escolar o Bullying cuando se producen situaciones, acciones y conductas en las que uno o más alumnos/as insultan, difaman, amenazan, chantajean, difunden rumores, pegan, roban, rompen cosas, ignoran o aíslan a otros/as de manera sistemática o prolongada en el tiempo.

Estas situaciones se pueden dar dentro del propio centro escolar (recreos, cambios de clase, aula, pasillos, baños…) y/o fuera del mismo (en la entrada o salida, de camino a casa o en la ruta). También pueden ocurrir que este acoso se de a través de medios telemáticos (correo electrónico, mensajes a través del móvil o Redes Sociales).

Los implicados son los AGRESORES, las VÍCTIMAS y los ESPECTADORES y cada uno de ellos desempeña un papel muy importante a la hora de provocar y/o mantener una situación de Bullying.  Abordaremos el papel de los/as agresores/as y las víctimas porque su papel es más relevante en estas situaciones y sobre los que más tendréis que trabajar los profesionales.

¿Cómo puede darse cuenta un/a profesor/a que se está produciendo una situación de Acoso Escolar?

Comportamiento de la VÍCTIMA:

  •  Está más triste y vulnerable
  •  Falta a menudo a clase
  •  Se relaciona menos con los compañeros
  •  Puede presentar marcas, rasguños…
  •  A menudo le desaparecen sus cosas
  •  Hay cambios de actitud y conducta ( más introvertido, menos participativo, baja el rendimiento, etc.)

Comportamiento del AGRESOR: 

  •  Con frecuencia forma parte de peleas, disputas y enfrentamientos
  •  A menudo no controla sus impulsos y reacciones
  •  Se muestra más agresivo
  •  Justifica sus reacciones violentas y no valora la gravedad de sus actos

¿Qué debe hacer un centro si han detectado una situación de acoso?

Los centros escolares están obligados a parar situaciones de acoso entre sus alumnos/as porque disponen de los recursos necesarios para hacerlo. Por tanto, deben:
  •  Investigar y recabar información
  •  Hablar con las partes implicadas
  •  Trabajar el tema en clase (tutorías)
  •  Comunicar la situación al Equipo Directivo y de Orientación
  •  Hablar con las familias de las partes implicadas
  •  Adoptar medidas oportunas (Comisión de Convivencia o Consejo Escolar) teniendo en cuenta el Reglamento de Régimen Interno
  •  Valorar la posibilidad de facilitar a la víctima apoyo psicológico
  •  Seguimiento y evaluación de las medidas adoptadas

Necesidad de colaboración con otros organismos y profesionales, tales como:

  •  Inspección Educativa
  •  Centro de Formación al Profesorado
  •  Fiscalía de Menores, sección Reforma o Menores en Conflicto Social
  •  Policía Municipal
  •  Servicios Sociales
  •  Servicios de Salud

GUÍA SOBRE BULLYING O ACOSO ESCOLAR PARA PADRES

Hablamos de Acoso Escolar o Bullying cuando un/a compañero/a tiene con otro/a una relación de poder basada en el miedo y no está respetando sus derechos básicos. Se producen entonces situaciones, acciones y conductas en las que uno o más alumnos/as insultan, difaman, amenazan, chantajean, difunden rumores, pegan, roban, rompen cosas, ignoran o aíslan a otros/as de manera sistemática o prolongada en el tiempo.

Estas situaciones se pueden dar dentro del propio centro escolar (recreos, cambios de clase, aula, pasillos, baños…) y/o fuera del mismo (en la entrada o salida, de camino a casa o en la ruta). También pueden ocurrir que este acoso se de a través de medios telemáticos (correo electrónico, mensajes a través del móvil o Redes Sociales).

Los implicados en estas situaciones son los AGRESORES, las VÍCTIMAS y los ESPECTADORES y cada uno de ellos desempeña un papel muy importante a la hora de provocar y/o mantener una situación de Bullying. Sin embargo, vamos a abordar el papel de los/as agresores/as y las víctimas porque son los más importantes en cuanto a implicaciones en estas circunstancias.

Es importante tener en cuenta que las consecuencias de este tipo de situaciones producen en las víctimas sentimientos de indefensión, sumisión e inferioridad.

¿Cómo nos damos cuenta de que estamos ante una situación de Bullying?

Para la VÍCTIMA:

  •  Está más triste y vulnerable
  •  Falta a menudo a clase
  •  Se relaciona menos con los compañeros
  •  Puede presentar marcas, rasguños
  •  A menudo le desaparecen sus cosas
  •  Hay cambios de actitud y de conducta (más introvertido, menos participativo, baja el rendimiento, etc.)

Para el AGRESOR:

  •  Con frecuencia forma parte de peleas, disputas y enfrentamientos
  •  A menudo no controla sus impulsos y reacciones
  •  Se muestra más agresivo
  •  Justifica sus reacciones violentas y no valora la gravedad de sus actos

¿Qué puede hacer un/a padre/madre para proteger a su hijo del Acoso Escolar?

  •  Fomentar en la familia un clima de COMUNICACIÓN y CONFIANZA
  •  Ayudarle para que no se fomente la LEY DEL SILENCIO
  •  Fomentar la Empatía
  •  Fomentar la Autoestima
  •  Educar en la tolerancia y a valorar lo “diferente”
  •  Fomentar el Autocontrol
  •  Enseñarles a tolerar la frustración y aceptarla como parte de la vida
  •  Fomentar el respeto, tanto hacia compañeros como hacia profesores
  •  Enseñarles a hacerse responsables de sus actos y pensar en las consecuencias de lo que hacen
  •  Fomentar que sean solidarios y a diferenciarlo de ser “chivato”

¿Qué debe hacer un/a padre/madre cuando sabe que su hijo/a está siendo víctima de Acoso Escolar?

  •  Si os dais cuenta que vuestro/a hijo/a está viviendo una situación de Acoso Escolar, es importante reforzar el hecho de haberlo contado
  •  Informar al Centro: Tutor- Departamento de Orientación-Jefatura de Estudios- Dirección- AMPA
  •  Tener una actitud conciliadora y de colaboración con el centro, al mismo tiempo que se tiene que pedir la participación activa para parar la situación de acoso
  •  Los centros escolares están obligados a parar situaciones de acoso entre sus alumnos/as porque disponen de los recursos necesarios para hacerlo
  •  Si tras todos estos pasos con el centro escolar, la situación continúa, dirigíos a la Inspección Educativa
  •  Ante lesiones físicas, acudid al médico para que éste redacte el correspondiente parte de lesiones que podréis adjuntar en caso de denuncia
  •  Si se toma la decisión de denunciar la situación, hay que tener en cuenta que se tiene edad penal con 14 años o más. Por debajo de esta edad, a un menor no se le pide responsabilidad ante la justicia aunque cometa actos delictivos
  •  Valorar siempre la necesidad de proporcionar a la víctima Ayuda Psicológica

GUÍA SOBRE BULLYING O ACOSO ESCOLAR PARA MENORES

Hablamos de Acoso Escolar o Bullying cuando un/a compañero/a o varios/as tienen hacia ti conductas negativas. Estas conductas pueden ser insultos, chantajes, amenazas, difundir rumores sobre ti, ignorarte, robarte cosas o agredirte físicamente. Además, este tipo de actuaciones no ocurren de forma puntual, sino que son frecuentes y se alargan en el tiempo.

El Acoso Escolar puede ocurrir dentro del propio centro escolar (recreos, cambios de clase, aula, pasillos, baños…) y también fuera del colegio o instituto (en la entrada, de camino a casa, en la ruta…). Existe también la posibilidad de que este tipo de acoso se produzca a través de medios telemáticos (a través de tu móvil mandándote mensajes amenazantes o insultantes, o a través de las Redes Sociales.

Es importante que sepas que en el Acoso Escolar o Bullying hay distintos tipos de protagonistas: el/la chico/a que sufre el acoso, los/las agresores/as y los/las espectadores/as. Cada uno de ellos tiene un papel muy importante a la hora de evitar o frenar el acoso escolar.

Si eres víctima de Acoso Escolar debes tener muy claro que:

NADIE TIENE DERECHO A:

  •  Pegarte, insultarte, humillarte, ignorarte, amenazarte, aislarte, difundir rumores sobre ti…
  •  Hacerte sentir culpable de lo que te ocurre. Cuéntalo y pide ayuda (tutor, profesores, padres…), defiende tus derechos sin violencia

Si eres agresor en una situación de Acoso Escolar, debes saber que:

NO TIENES DERECHO A:

  •  Pegar, insultar, humillar, ignorar, amenazar, aislar, difundir rumores…
  •  Hacer daño a los/as demás. Pregúntate por qué necesitas hacer daño para sentirte bien. Tal vez quieras ser líder y crees que sometiendo a los demás, lo conseguirás. Sin embargo, si los demás se relacionan contigo por miedo, nunca tendrás relaciones sanas, sino basadas en intereses
  •  Continuar intimidando a los/as demás sin plantearte cómo se sienten. Quizás lo que ocurre es que tú también has sufrido violencia y has aprendido a relacionarte así, o intentas evitar que te ataquen primero o tal vez por rechazo a lo que es diferente
  • En cualquier caso, debes pensar que necesitas ayuda para aprender a relacionarte de forma positiva con los demás y contigo mismo. Párate a pensar, ponte en su lugar, no hagas lo que no te gustaría que te hiciesen

Si eres espectador en una situación de Acoso Escolar,

ES IMPORTANTE QUE:

  •  Sepas ponerte en la piel de ese compañero/a que está siendo acosado, mañana puede sucederte a ti y no te gustaría que te dejaran solo
  •  Seas SOLIDARIO, que no es lo mismo que ser CHIVATO. Se trata de evitar una situación injusta. Si no lo haces, apoyas que el agresor se sienta más fuerte, más temido y siga haciendo daño a otros/as compañeros/as

Si estás sufriendo una situación de Bullying, hay pasos que tienes que dar para parar esta situación:

  •  Tienes que saber que los centros escolares están obligados a parar situaciones de acoso entre sus alumnos/as porque cuentan con los recursos necesarios para ello
  •  Habla con tu tutor/a y con el/la psicólogo/a orientador/a del centro escolar al que acudes para que te ayuden, apoyen en intervengan para parar la situación
  •  Tus padres tienen que saber por lo que estás pasando. Ellos son los encargados de velar por tu bienestar y protección. Además, tienen que acudir a hablar con el/la directora/a de tu centro escolar para exigir que paren la situación que te está haciendo tanto daño

GUÍA SOBRE ABUSO SEXUAL PARA PROFESIONALES

Hablamos de Abuso Sexual cuando un adulto tiene una actitud o comportamiento con un menor a través del cual busca satisfacerse sexualmente. En estos comportamientos se dan actuación física y manipulación emocional y psicológica.

Una forma habitual de detección de abusos sexuales es a través de los profesionales que trabajan con el “menor víctima” (profesores y pediatras principalmente). Es muy importante que los profesionales que trabajáis con menores, os concienciéis de que estos comportamientos deben ser denunciados en todos los casos y que el/la menor víctima debe tener apoyo psicológico. Las personas adultas que han sufrido algún tipo de abuso sexual en su niñez o adolescencia, arrastran problemas a lo largo de su vida y suelen necesitar un apoyo o terapia psicológica especializada para superarlos.

Cuando un menor da señales de que está siendo abusado, hay que creerle. Los niños inventan historias pero muy rara vez lo hacen sobre relaciones sexuales imaginarias con adultos. No tienen aún la madurez suficiente para entender estas cuestiones. A veces, es difícil que un/a niño/a cuente lo que le está pasando porque él/ella mismo/a no tiene explicación para ello, pero hay señales que hablan de que puede estar teniendo este problema. Por tanto, hay que estar atentos a:

  •  Cambios en el sueño o el apetito.
  •  Puede querer aislarse cuando antes no lo hacía.
  •  No querer estar solo o mostrarse temeroso a dormir solo.
  •  Rechazar a algún adulto de forma insistente.
  •  Tener señales físicas (rojeces, escoceduras o irritaciones en sus partes íntimas.

Es necesario que los profesionales que trabajáis con menores hagáis prevención sobre este tipo de situaciones. Para ello, tenéis que hacer mucho hincapié en cuestiones como:

  •  Tu cuerpo te pertenece. Nadie puede obligarte a hacer nada que tú no quieras hacer o con lo que te sientas incómodo.
  •  Si en algún momento alguien intenta, ha intentado o ha conseguido realizar alguna acción contigo de este tipo, TIENES QUE CONTARLO a algún adulto de tu entorno en quien confíes.

El periodo de reajuste después del abuso puede ser difícil para los padres y para el/la niño/a. Muchos/as continúan perturbados y atemorizados durante varias semanas. Por ello, cuando un/a menor ha sufrido abuso sexual, los adultos encargados de su bienestar tienen que:

  •  Tranquilizar y desculpabilizar al/la menor. No es culpa suya estar pasando por esa situación. El/a responsable es el adulto que ha abusado de él/ella.
  •  Hay que acudir con el/la menor a un centro médico, preferiblemente un hospital que cuente con sección de Pediatría Social para que le realicen una exploración y le hagan un parte de lesiones.
  •  Con el parte de lesiones del centro médico, hay que acudir a denunciar y se puede hacer en cualquier comisaría cercana.
  •  Es importante que acudan a pedir apoyo psicológico a un recurso especializado en este tipo de problemas para que ayuden a superarlo tanto al menor como a los/as padres.
  •  Hay que tratar, en la medida de lo posible, de evitar la revictimación del/a menor. Por eso, es importante transmitir a los padres que no traten de sonsacar al niño/a información a la fuerza. Su papel es contener y tranquilizar. Tienen que dejar que sean los profesionales especializados quienes se ocupen de ello.

GUÍA SOBRE ABUSO SEXUAL PARA PADRES

Cuando hablamos de Abuso Sexual hablamos de una actitud o comportamiento que realiza un adulto con un menor con la intención de obtener satisfacción sexual. Esto implica actuación física y manipulación emocional y psicológica. El abuso sexual puede ser físico (tocamientos, penetración, introducción de objetos a través de sus partes íntimas) pero también psicológico. También es abuso sexual cuando un adulto se masturba delante de un menor o le obliga a presenciar escenas de contenido sexual.

Es importante también que los padres sepáis que la mayoría de los abusos a menores ocurren en el propio hogar o entorno cercano de los menores y los agresores, generalmente, son personas conocidas por ellos, las cuales tienen fácil acceso a esos menores. El silencio que rodea esta experiencia es lo que permite que la situación se siga manteniendo.

Las señales que pueden hacer sospechar que un/a menor está siendo abusado pueden ser:

  •  El menor se resiste a ir a determinado lugar o a quedarse con determinada persona
  •  Tiene pesadillas, se orina en la cama, tiende a tener comportamientos que antes no tenía o vuelve a etapas que estaban ya superadas
  •  Teme dormir solo
  •  Tiene trastornos alimentarios (come mucho más o mucho menos que antes)
  •  De forma repentina rechaza al padre o a la madre o a algún familiar de su entorno cercano.
  •  Baja su rendimiento escolar
  •  Cuando juega con muñecos, muestra entre ellos roces o movimientos que recuerdan el acto sexual
  •  Dibuja o escribe escenas con contenido sexual

TIENEN QUE DECIR NO Y LUEGO CONTARLO CUANDO:

  •  La situación le resulte extraña, algo no le guste (besos raros, quitarse la ropa en momentos inadecuados, pedirle que enseñe o toque partes de su cuerpo…). Da igual que se trate de alguien conocido o desconocido. Familiar o no
  •  Tenga miedo, no confíe, no esté a gusto…
  •  Le hagan daño
  •  Le traten de llevar a sitios a solas o se acerque alguien desconocido
  •  Hay que enseñar a los/as niños/as desde que son pequeños, adaptando el lenguaje como se hace en cualquier otra situación de prevención, a diferenciar situaciones normales y positivas de contacto y afecto, de otras situaciones “raras”, “feas” o que pueden “hacer daño” y también a enseñar a decir no a estas últimas.
  •  Así mismo, es necesario hacer hincapié en que cuenten todo lo que les pase que les preocupe, les asuste, les haga sentir incómodos o les dañe. Tiene que saber que su cuerpo le pertenece y nadie tiene ningún derecho a hacer con él/ella algo que le haga sentir molesto. Aunque esa persona les diga que no lo cuenten, ellos/as tienen que hacerlo para que podáis ayudarles. Por eso es muy importante que os mostréis cercanos y les aseguréis que vais a estar ahí siempre para escucharles y protegerles y que los/as niños/as no tienen secretos con sus padres.
  •  Es muy importante tener en cuenta que cuando un/a niño/a pequeño/a cuenta que está siendo abusado no suele estar mintiendo, ya que los niños no fantasean sobre estas cuestiones.

Si os encontráis ante una situación de abuso sexual a un/a menor, hay determinados pasos que son necesarios para ayudarle:

  •  Tranquilizarle y desculpabilizarle. Lo que ha ocurrido no es culpa suya, sino de la persona que ha utilizado sobre él su situación de poder
  •  Hay que acudir con el/la menor a un centro médico, a poder ser un Hospital y preguntar por la sección de Pediatría Social para que le exploren y hagan un parte de lesiones
  • Con el parte de lesiones, acudir a denunciar la situación a cualquier comisaría cercana
  •  Contar con el apoyo de profesionales de la psicología que ayuden al/la niño/a a elaborar la situación que ha vivido para que no le haga daño en un futuro

GUÍA SOBRE ABUSO SEXUAL PARA MENORES

El ABUSO SEXUAL se produce cuando, siendo tú menor de edad, otra persona te obliga a mantener un contacto sexual. Para ello se puede valer de la fuerza física, de engaños, de amenazas u ofrecerte dinero o regalos. El abuso sexual puede ser físico (que te obligue a tener relaciones sexuales, que te obligue a que le toques o te toque o que se toque él/ella delante de ti).

Generalmente, se produce por adultos o jóvenes de mayor edad que la tuya y a los que conoces o con los que tienes algún tipo de relación (parientes, amistad de hermanos mayores, vecinos…) pero también puede ocurrir con alguien a quien no conoces.

Debes saber que se considera Abuso Sexual:

  •  Cualquier tipo de penetración, roces o caricias de tus órganos genitales en contra de tu voluntad
  •  Tocamientos de los órganos genitales del abusador, es decir, que la persona abusadora te pida que le toques
  •  Algunas veces no hay contacto físico pero puede ser que alguien te diga que le observes desnudo, que le mires mientras se toca sus genitales o mantiene relaciones sexuales con otra u otras personas
  •  Que te obliguen a ver películas o asistir a conversaciones de contenido sexual
  •  Que te pidan que poses desnudo/a con el fin de excitarse u obtener placer sexual

Es muy importante que sepas que:

  •  Tu cuerpo te pertenece y nadie tiene que hacerte nada que te haga sentir molesto.
  •  Nadie, conocido o desconocido, persona adulta o alguien de tu edad o un poco más mayor, tiene derecho a tocar tus partes íntimas, ni a obligarte a que tú toques las suyas.
  •  Es muy probable que te pida que no cuentes nada a nadie o te diga que ese será vuestro secreto. También puede ser que te amenace con que si le cuentas a alguien lo que te está haciendo, algo malo le ocurrirá a tu familia o a ti. No le creas. Lo hace para poder seguir manteniendo esta situación.
  •  Si algo de lo anteriormente dicho te ocurre, ES NECESARIO que acudas a algún adulto cercano en quien confíes y cuentes todo lo que ha ocurrido.
  •  NO ES CULPA TUYA vivir una situación de este tipo. Quien te hace pasar por ello tiene una superioridad sobre ti que te hace sentir inseguro e inferior. TIENES QUE CONTARLO.
  •  El abuso sexual ES UN DELITO y se debe denunciar. Por eso es tan importante que se lo cuentes a personas adultas en quienes confíes.

Si alguien está abusando de ti sexualmente, debes saber que hay cosas que puedes hacer para salir de esta situación. Como te hemos explicado, no es tu culpa y necesitas hablar con alguien respecto a esto, ya sean tus padres, un maestro, un médico o cualquier adulto en quien confíes. Los abusos sexuales si no son tratados debidamente, tienen consecuencias muy negativas para el futuro. Por ello, si te ocurre algo así es MUY IMPORTANTE que lo cuentes.

GUÍA SOBRE VIOLENCIA DE GÉNERO PARA PROFESIONALES

La Violencia de Género no es un problema social nuevo. Sin embargo, sí es en los últimos tiempos cuando ha empezado a tener más relevancia porque han salido a la luz los casos que antes no se conocían o se escondían. Además, llega a ser tan dramática que en muchas ocasiones el final termina en la página de sucesos de los medios de comunicación.

Por otro lado, es una “lacra social” que se extiende también en las mujeres jóvenes, es decir, entre nuestras adolescentes.

Los profesionales que trabajáis para ayudar a las mujeres adolescentes que sufren Violencia de Género sabéis que es muy importante generar confianza en las chicas que se atreven a contar lo que están sufriendo o han sufrido en su relación de pareja. La mayoría lo cuentan cuando llevan tiempo sufriendo en silencio.

Es por todo esto, que queremos destacar una serie de cuestiones para todos/as aquellos/as profesionales que trabajáis con chicas adolescentes y podéis detectar un caso de Violencia de Género.

Podéis daros cuenta que una chica adolescente está sufriendo Violencia de Género si presenta signos tales como:

  • Los profesionales que tratáis a diario con chicas adolescentes (profesores, monitores de tiempo libre, actividades extraescolares…), es posible que detectéis entre vuestras alumnas alguna que SE MUESTRA DE PRONTO ANÍMICAMENTE DE MANERA DISTINTA a como lo había hecho hasta ahora
  • Cabe la posibilidad, incluso, que en algún momento VEÁIS EN ELLA ALGUNA MARCA (moretón, arañazo, rojez) que antes no tenía y que trate de ocultar.
  • ES HABITUAL que una chica que sufre en su relación Violencia de Género NO QUIERA HABLAR DE ELLO, al principio sobre todo, porque sienta que es un problema sólo suyo y de su pareja y que se sienta culpable. ASÍ SE LO HA HECHO CREER ÉL.

Para trabajar con chicas adolescentes desde la prevención, es necesario transmitir mensajes como:

  • Nadie tiene ningún derecho a tratar mal a nadie. Todos/as somos importantes por el mero hecho de existir. Nunca debe permitir que nadie la humille o menosprecie y mucho menos, en una relación de pareja.
  • Una relación de pareja debe estar basada en el cariño, la comprensión y el respeto. Si no es así, algo falla y lo mejor es cortar la relación cuanto antes.
  • Aunque se tenga una relación de pareja, no hay por qué dejar de lado las amistades que nos importan. Estas amistades nos ayudarán a sentirnos bien con nosotras mismas y a enriquecer nuestra relación de pareja.
  • Cuando están ante un problema en el que está comprometida su seguridad o bienestar, deben contárselo a sus padres. Ellos son quienes mejor pueden apoyarla y ayudarle a buscar soluciones.

Si sabéis que una chica puede estar viviendo una relación de pareja en la que existe Violencia de Género, podéis ayudarle así:

  • Si sois para ella una persona de confianza, ES IMPORTANTE QUE TRATÉIS DE ACERCAROS A ELLA. Sin presionar, preguntadle si tiene algún problema y ofreceos para apoyarle.
  • Preguntadle qué hace en su tiempo libre o si tiene pareja. Mostraos accesibles y tened paciencia si en un primer momento no quiere contarlo pero estad pendientes de su evolución.
  • Tened muy presente que se encuentra en una etapa de su vida de mucha confusión y ES VULNERABLE E INFLUENCIABLE.
  • CÓMO ESTÁ SU NIVEL DE AUTOESTIMA y hacedle saber que ella es una persona valiosa sólo por ser quien es. Se merece ser querida y bien tratada y por eso, si tiene un problema de este tipo, tiene que contar con sus padres. Ellos son los encargados de velar por su bienestar y protección.
  • Es posible que TENGA MIEDO A HABLAR CON SUS PADRES porque crea que van a culparla del problema que padece. Quizá ni siquiera sus padres saben que tiene pareja y cómo es esta pareja.
  • Hacedle ver que no es culpa suya lo que le ocurre y cómo se siente y OFRECEOS COMO MEDIADORES PARA HABLAR CON SUS PADRES Y QUE ENTIENDAN LO QUE ELLA ESTÁ SUFRIENDO.
  • Hacedle saber que NO ESTÁ SOLA EN ESTO, que no merece que la traten así y que una relación de pareja debe estar basada en el cariño, el respeto y la comprensión. Si eso no se da en su relación de pareja, no merece la pena y debe abandonarla porque, de lo contrario, le hará mucho daño.
  • Contadle que EXISTEN RECURSOS ESPECÍFICOS que ayudan a chicas que sufren el mismo problema que ella y que vosotros podéis ayudarle, junto con sus padres, a buscar este tipo de ayuda.
  • Es importante que sepa que, a nivel legal, si el agresor tiene 14 años o más, tiene EDAD PENAL y si le denuncia, tendrá que responder de sus actos ante la Justicia.

GUÍA SOBRE VIOLENCIA DE GÉNERO PARA PADRES

El problema de la Violencia de Género no es nuevo en nuestra sociedad. Sin embargo, en los últimos años se habla mucho más de él. Cada día salen nuevos casos a la luz e incluso lo sufren también las chicas adolescentes.

Por eso, y porque la Adolescencia es una etapa de cambios, inseguridades y confusión, es tan importante hacer labor de prevención con vuestros/as hijos/as ante este problema tan serio en nuestra sociedad.

Los padres tenéis la obligación de proteger a vuestros/as hijos/as y velar por su bienestar. Es necesario, por ello, educar en la familia y no dejar que sean otros (profesionales de la educación) quienes se encarguen de decirles lo que está bien y lo que no. Ellos harán hincapié en aquello que vosotros les habéis enseñado pero la base tenéis que ponerla vosotros desde el afecto, el cariño y el respeto. Sólo de esa manera, ellos/as llegarán a convertirse en adultos independientes y responsables.

Los signos más evidentes que pueden mostrar que vuestra hija está atrapada en una relación en la que sufre Violencia de Género son:

  •  A pesar de estar saliendo con un chico, NO SE MUESTRA ALEGRE, está irritable y suele padecer ansiedad casi a diario.
  •  TIENDE A OCULTAR SUS SALIDAS con sus amigas y deja de relacionarse con amigos del sexo masculino para no incomodar a su pareja
  •  NO SALE SOLA a no ser que sea con él.
  •  Habéis notado que desde que está con él, HA CAMBIADO SU FORMA DE VESTIRSE.
  •  Recibe mensajes de su pareja preguntándole cómo va vestida, qué ha hecho cuando no ha estado con él o preguntándole con quien se ha relacionado ese día. EN DEFINITIVA, TRATANDO DE CONTROLARLE LA VIDA.
  •  Es frecuente verla LLORAR A ESCONDIDAS.
  •  Cuando los padres la enfrentáis a que esa relación le está haciendo daño, suele disculpar la conducta de su novio diciendo que lo hace PORQUE LA QUIERE MUCHO Y NO QUIERE PERDERLA.
  •  Poco a poco DEJA DE TENER CONTACTO CON SUS AMISTADES porque a él no le gusta que esté con alguien que no sea él.
  •  En los casos más extremos, es posible que LAS CHICAS PRESENTEN MARCAS de haber sido golpeadas pero ellas no contarán la verdad y tratarán de ocultar estas marcas o buscarán excusas para explicar cómo se lo han hecho.

Para PREVENIR que vuestra hija pueda sufrir Violencia de Género en sus relaciones de pareja:

  •  MOSTRAOS ACCESIBLES emocionalmente a vuestra hija para que sea capaz de acercarse a vosotros ante cualquier problema o dificultad que se le presente.
  •  Hacedle saber que ELLA ES IMPORTANTE POR EL SÓLO HECHO DE EXISTIR. Es una persona valiosa que merece ser bien tratada y querida.
  •  TRANSMITIDLE QUE EL RESPETO HACIA EL OTRO Y HACIA UNO MISMO es necesario para establecer relaciones sanas. Si ella se respeta, los demás también lo harán.
  •  ENSEÑADLE A SER ASERTIVA a la hora de resolver sus conflictos. Es importante decir y expresar lo que se siente o con lo que no se está de acuerdo hablando desde los sentimientos y en primera persona.
  •  Es muy importante que vuestra hija se vaya formando, ya desde pequeña, una AUTOESTIMA SALUDABLE. Para ello, transmitidle mensajes sobre lo importante que es ella para vosotros y las cualidades positivas y negativas que tiene como persona.
  •  Es importante resaltar lo positivo y tratar de trabajar para mejorar lo negativo pero sin obsesionarse.
  •  Enseñadle que NADIE DESDE FUERA PUEDE HACERLA FELIZ NI INFELIZ. Es ella misma quien tiene la capacidad de aceptarse, quererse y procurarse una vida dichosa.
  •  MOSTRAOS COMO MODELO de pareja que sabe resolver los conflictos desde el respeto y la tolerancia. Si ha estado presente cuando habéis discutido, debe estar presente cuando os reconciliéis.
  •  Dejadle siempre muy claro que EL AMOR NO ES SINÓNIMO DE SUFRIMIENTO y que las relaciones de pareja deben estar basadas en el cariño, el respeto y la comprensión entre los dos miembros de la pareja.

Si sabéis que vuestra hija está dentro de una relación en la que sufre Violencia de Género:

  •  Transmitidle que estáis a su lado y que sabéis que no es culpa suya lo que está viviendo pero es importante que corte cuanto antes esa relación por su bienestar y seguridad.
  •  Si el agresor tiene 14 años o más, tiene edad penal y podéis denunciarle porque tendrá que responder de sus actos ante la justiciaAdemás, si vuestra hija acude en alguna ocasión con marcas de haber sido agredida, acompañadle a un centro de salud donde le hagan un parte de lesiones con el que denunciar en la comisaría más cercana.
  •  Cuando una mujer no es capaz de salir de una relación de pareja que la está haciendo sufrir, EXISTEN RECURSOS ESPECÍFICOS que están gestionados por profesionales que pueden ayudarle a hacerlo.

GUÍA SOBRE VIOLENCIA DE GÉNERO PARA MENORES

La Violencia de Género es un problema que no ocurre solo entre personas adultas. Cada vez vemos más casos de chicas adolescentes que mantienen relaciones con chicos y en esas relaciones sufren Violencia de Género. En este tipo de violencia siempre se da una situación de dominio del chico hacia la chica y deja importantes secuelas psicológicas si no se sabe cortar a tiempo la relación.

Es muy importante que sepas detectar a tiempo si te encuentras atrapada en una relación en la que hay Violencia de Género. Por eso, vamos a mostrarte signos que se dan en este tipo de relaciones con el fin de pararlos a tiempo:

  •  Este tipo de violencia siempre se da DEL CHICO HACIA LA CHICA
  •  El chico necesita tenerte CONTROLADA LAS 24 HORAS DEL DÍA.
  •  Poco a poco verás que tu ESFERA SOCIAL (amistades, relaciones familiares y aficiones) se ve CADA VEZ MÁS REDUCIDA porque él así lo decide.
  •  Criticará tu forma de vestir y si no usas la ropa que él te diga, SE MOSTRARÁ ENFADADO y dirá que “vas provocando”.
  •  En la relación las decisiones sólo las toma él. De lo contrario se enfadará y puede llegar a ser agresivo. Después del arrepentimiento puede parecer que ha sido algo puntual. PERO NUNCA ES ASÍ.
  •  Cuando se siente arrepentido, después de agredirte verbal o físicamente, o las dos cosas, dirá que TODO LO HACE POR AMOR A TI.
  •  Ninguno de los dos miembros de la pareja es feliz en esta relación.
  •  Estas relaciones se llegan a vivir con tal DEPENDENCIA que es difícil salir de ellas y muchas veces es necesario pedir ayuda para ello.

Con el fin de que nunca te veas formando parte de una relación en la que existe la Violencia de Género, vamos a darte pautas de prevención:

  •  TRABAJA PARA TENER TU AUTOESTIMA a unos niveles adecuados para no sentirte inferior a nadie. Tú eres una persona valiosa, como cualquier otra y mereces respeto y ser amada.
  •  No permitas que tu pareja te humille ni menosprecie. Él no es más importante ni inteligente que tú. RESPÉTATE A TI MISMA PARA QUE LOS DEMÁS TAMBIÉN LO HAGAN.
  •  No te creas el tópico de que en el amor hay que sufrir o que los celos alimentan el amor. Una relación de pareja sana TIENE QUE ESTAR BASADA EN EL CARIÑO, EL RESPETO Y LA COMPRENSIÓN MUTUOS. Si no es así, no es una relación sana.
  •  Si consideras que estás metida en una relación de pareja donde hay Violencia de Género, pide ayuda. Habla con tus padres y adultos de confianza para que te protejan y te ayuden a salir de ella.
  •  Si tu pareja tiene 14 años o más, ya tiene edad penal. Por tanto, si te agrede, puedes denunciarlo porque tendrá que responder ante la justicia por sus actos. Si esto fuera así, apóyate en tus padres que son tus representantes legales y quienes tienen la obligación de protegerte y apoyarte.

Si necesitas ayuda para salir de una situación de este tipo, hay caminos que puedes tomar:

  •  Habla con tus padres. Ellos son quienes mejor pueden apoyarte y ayudarte a buscar soluciones y alternativas a lo que te está ocurriendo. Son los encargados de velar por tu bienestar y protección.
  •  Existen recursos gratuitos que ayudan a las mujeres adolescentes que han sufrido o están sufriendo una relación en la que hay Violencia de Género. Tus padres pueden ayudarte a informarte sobre estos recursos o bien puedes acudir a tu centro de Servicios Sociales de la zona en que vives.
  •  Apóyate en tus amistades y retoma los contactos que habías perdido. Pídeles que te ayuden a superar esta etapa. Además, es importante que estés acompañada para que este chico no te vea sola y vulnerable.

GUÍA SOBRE LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS PARA PROFESIONALES

Los profesionales que trabajáis con menores (profesores, profesionales de la medicina, monitores de tiempo libre…), también trabajáis con padres. Es muy común que cuando los padres tienen dificultades de comunicación con sus hijos/as, recurran a vosotros en busca de consejo.

Especialmente importante y actual es el tema de las Nuevas Tecnologías y el uso que los/as chicos hacen de ellas. Es posible que tratéis con padres desesperados ante situaciones que se les plantean y que no saben cómo manejar con sus hijos/as. Por ello, es importante que desde el papel de educador que os corresponde, hagáis prevención y ayudéis a estos padres a ejercer bien su labor tratando de quitarles la culpabilidad y dándoles información fiable que les guíe en su labor. Igualmente, es importante que informéis a los/as adolescentes sobre los distintos riesgos que pueden correr al utilizar las Nuevas Tecnologías.

Los distintos riesgos que existen en las Nuevas Tecnologías y que los padres e hijos/as deben conocer son:

  • SEXTING: Se trata de la difusión o publicación de contenidos de tipo sexual producidos por el/la propio/a remitente, que es el/la protagonista del contenido.
  • GROOMING: Esta situación se da cuando un adulto contacta con un menor tratando de controlarle emocionalmente con la finalidad de satisfacerse sexualmente.
  • CIBERACOSO: Es la  intimidación psicológica hacia un menor a través de medios telemáticos (móvil, ordenador, trablet…). Puede ocurrir también entre menores y que sean los/as propios/as compañeros/as del centro escolar quienes lo hacen.

Con el fin de prevenir situaciones como las descritas, debéis transmitir a los padres que tienen que seguir una serie de recomendaciones:

  •  Es especialmente importante que los padres no deleguen en el centro escolar todo el peso de la educación de sus hijos/as. Lo ideal y beneficioso es trabajar conjuntamente, padres, profesores y educadores, en la misma línea para favorecer la evolución positiva de los/as hijos/as.
  •  Es bueno que los padres estén al tanto de la evolución de las Nuevas Tecnologías y de las distintas posibilidades de comunicación a través de la Red que van apareciendo porque así les será más fácil reaccionar ante cualquier problema que se les presente a sus hijos/as.
  •  Los padres deben servir como ejemplo de aquello que quieren transmitir en sus hijos/as. No sirve decirle a un/a chico/a que no es bueno para él/ella pasar tantas horas delante del ordenador cuando el padre suele aislarse en su habitación a chatear con sus amistades.
  •  Es necesario que los padres transmitan a sus hijos valores como los beneficios de la comunicación personalizada, la práctica saludable del deporte o compartir actividades con amigos/as. Eso les reducirá mucho el tiempo que decidan pasar ante el ordenador o utilizar el móvil para comunicarse.
  •  Es importante que los padres conozcan los riesgos a los que pueden estar expuestos sus hijos/as en la Red y que tienen la posibilidad de recurrir a la justicia cuando les ocurra a sus hijos/as.
  •  El diálogo comprensivo y la comunicación afectiva son los pilares fundamentales en los que debe basarse la convivencia familiar. De esta manera se evitan peligros y el miedo de los/as hijos/as a contar problemas que pueden estar viviendo por temor a la reacción de sus padres.
  •  Los padres deben transmitir, no sólo con palabras, que sus hijos/as son lo más importante para ellos y que ante cualquier problema, aunque puedan llegar a pasar una fase de enfado al principio, siempre les van a apoyar, proteger y ayudar. No pasa nada por mostrarse vulnerables ante los/as hijos/as. No por ello van a perder su autoridad. Más bien al contrario. Les van a mostrar su faceta humana y que tienen miedo a que algo malo pueda sucederles.
  •  Siempre que sea posible, desde los centros escolares debe fomentarse la formación a padres y alumnos/as sobre las Nuevas Tecnologías, su uso y sus riesgos. La prevención siempre es la mejor arma contra las posibles dificultades que puedan surgir.